;
AFP

El nonagenario presentador británico David Attenborough se ganó sus galones como naturalista después de que un grupo de científicos se inspirara en él para bautizar a un zigóptero de 100 millones de años.

La delicada criatura, bautizada como Mesosticta davidattenboroughi, fue descubierta en la provincia de Kachin en Birmania. El animal se encontraba encapsulado en ámbar desde el Cretáceo medio, un periodo donde todavía había dinosaurios en la Tierra.

Le recomendamos: Los “insectos” más peligrosos del planeta

Los investigadores decidieron honrar al presentador, un declarado aficionado de los anisópteros, a la hora de bautizar el hallazgo. Los zigópteros son conocidos vulgarmente como “caballitos del diablo”.

“Los anisópteros en ámbar son algo muy poco frecuente”, contó el coautor del estudio, Edmund Jarzembowski, científico del Museo de Historia Natural de Londres.

Así el Mesosticta davidattenboroughi se une a una creciente lista de nombres de animales y plantas que inspiró el carismático presentador, que incluyen a un plesiosaurio, un pez, un reptil marino, entre otros.

Attenborough, nombrado caballero y ganador también del Premio Príncipe de Asturias, ha viajado por todo el mundo describiendo las maravillas de la naturaleza, durante seis décadas que han sido plasmadas en su programa “La vida en la Tierra”.

Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.