El tráfico ilegal de fauna silvestre no se detiene y, por el contrario, cada día aumenta el número de animales que son víctimas de esta práctica que tanto daño le causa a diferentes especies. 

Fue así como un total de 29 aves fueron restacatas en una vivienda del barrio Miraflores en Barrancabermeja, gracias a un operativo realizado por la Policía del Magdalena Medio.

En el lugar fue capturado un hombre que mantenía estos animales en prisión de manera ilegal para luego comercializarlos en el departamento de Santander. Además de los ejemplares silvestres, dentro de los cuales se encontraban congos y canarios encerrados en jaulas, se hallaron elementos que evidencian la práctica de esta actividad.

En el operativo, la Policía encontró, además, 50 jaulas de alambre, dos sierras caladoras, una sierra de mesa, una pulidora, rollos de alambre y madera que se presume, serían herramientas que podrían ser utilizadas para mantener en cautiverio a más especies de aves.

Le recomendamos: EN IMÁGENES: La cara del tráfico ilegal de fauna

El Intendente Jefe, Fredy Armando Ramírez, jefe de protección ambiental y ecológica del Departamento de Policía del Magdalena Medio (Demam), señaló que el hombre fue requerido por la Fiscalía local por el delito de aprovechamiento ilícito de recursos naturales.

Los 29 animales fueron dejados a disposición de la Corporación Autónoma Regional para que realice la respectiva valoración y luego proceda a dejarlas en su hábitat natural. 

Un problema de antaño

En Colombia este año el tráfico de fauna silvestre se ha disparado. La pandemia, en lugar de darle un respiro a los animales silvestres, los expuso a un peligro mayor. La falta de ingresos por esta crisis impulsó aún más este delito, pues muchas personas recurrieron a vender ilegalmente animales para poder comer. 

Las aves son una de las especies más traficadas en el país. Foto: WCS

Le puede interesar: Decomisan en Bogotá productos elaborados con más de 300 animales silvestres

Además, las redes sociales e internet han sido claves a lo largo de este período y se han convertido en un mecanismo efectivo para que los criminales comercialicen cientos de animales. La situación es preocupante porque 2020 superará las cifras de animales incautados por este flagelo en el año anterior. Hasta la fecha las autoridades han incautado 16.824 ejemplares víctimas de este flagelo, frente a las 18.860 que recuperaron en 2019.

El tráfico ilegal no es una práctica de ahora, ni exclusiva de zonas rurales como podría pensarse. Por el contrario, son las grandes capitales en donde más se registra esta actividad que arruina la vida de miles de animales que terminan siendo víctimas la misma. 

Le sugerimos: Más de 100 animales silvestres víctimas de tráfico regresaron a la libertad

Bogotá, por ejemplo, es una de las ciudades en donde más se trafica con animales silvestres. En varias plazas de la capital esta modalidad de comercializacón es muy común. Centenares de animales llegan para continuar su rumbo a mercados internacionales donde son muy bien pagos o, en su defecto, se quedan en la capital para ser comercializados.

El comercio ilegal de animales silvestres no se da necesariamente de manera aislada o en lugares recónditos que solo unos cuántos conocen. Solo se requiere ir a algunas plazas de mercado y allí se pueden encontrar diversas especies y una variedad de precios.  

Ni lo grandes felinos escapan a los cautiverios generados por el hombre

Aunque las autoridades tratan de hacer lo posible por rescatar a los animales y evitar que entren en el mercado negro, es un fenómeno díficil de controlar y en el caso de Bogotá, particularmente, la ciudad se ha convertido en una especie de centro de acopio al que llegan especies como ranas, tortugas, aves y cangrejos, solo por mencionar algunos, para ser subastados.

La falta de conciencia ciudadana en estos casos es evidente, por lo cual no basta que las autoridades hagan determinadas incautaciones al año. Si las personas no cambian su forma de pensar y, por el contrario, siguen comprando, nunca dejará de haber oferta de animales silvestres.