En las últimas semanas se han visto vídeos de varios delfines saltando y jugando en las playas del rodadero, en Santa Marta. Los usuarios disfrutan al observarlos en la bahía y piensan que esta actividad es sólo producto de la cuarentena. Incluso en redes la gente ha comentado mucho acerca de esos paseos. Esta labor hace parte de la iniciativa: A mar abierto.

Desde noviembre de 2019 el equipo técnico del acuario empezó a desarrollar este proyecto con sus 8 delfines, nariz de botella y costero, con el fin de estrechar los lazos de las dos especies y que aprendan a relacionarse con su entorno.

 “La actividad de A mar abierto nace de un viaje que realizamos al acuario de Curazao en donde vimos una actividad similar, lo mismo que años atrás en Isla del Rosario. Esa experiencia quisimos aplicarla en Santa Marta buscando un espacio de esparcimiento, bienestar e interacción de los delfines con el medio natural”, manifestó Kattya Sanguino, gerente de Acuario de Santa Marta.

Le puede interesar: La bahía de Santa Marta vuelve a ser la más linda de América

A su vez el veterinario Carlos Zuluaga aclaró que: “los delfines son muy sociables y forman sociedades muy complejas que requieren interacción con otras especies. Este proceso ha sido enriquecedor porque cada día aprenden nuevas cosas como evadir obstáculos. En la actualidad toda la manada realiza la actividad en la Bahía Inca. Aunque es un grupo complejo de manejar a los delfines que tienen diferentes edades y personalidades, han realizado bien el proceso”

Los delfines generalmente en sus paseos matutinos nadan cerca de la lancha del equipo del acuario. Sin embargo, hay momentos en los que interactúan más con el entorno: el fondo marino y con algunos cardúmenes de peces. 

Le sugerimos: delfines del acuario de Santa Marta de paseo por la bahía

La iniciativa A mar abierto se realiza con tranquilidad producto de la soledad de la bahía debido al confinamiento de los colombianos a causa de la covid-19. Así que el mayor desafío para el equipo del acuario y los delfines vendrá después de la cuarentena. “Nuestro mayor temor es que alguno de nuestros delfines sea atropellado o herido por embarcaciones o las redes de pesca. Por eso agradecemos el apoyo de la Policía Nacional, Dimar, la Armada Nacional, Corpamag y de a población Samario. En el acuario pensamos que el mejor escenario posible es que alguno de los delfines pueda reintegrarse y ser aceptado por una manada de vida libre”, concluyó Sanguino.

Un SOS por el acuario

El acuario de Santa Marta es el único centro de atención y rehabilitación de animales marinos del país. Allí se cuidan a más de 1.000 animales de 80 especies diferentes, entre los que se encuentran los delfines y las tortugas. Por el confinamiento de los colombianos han dejado de recibir sus ingresos normales.

Es por eso que el acuario actualmente está recibiendo donaciones que ayuden al sostenimiento de todas las especies. Si usted quiere donar lo puede hacer en la Cuenta Corriente bancolombia #51775162436 Acuario y Museo del Mar Fospina S.A.S.  Nit 819005753.

De igual manera, si tiene cómo donarles comida a los animales, también la reciben. 

Aunque el Acuario cuenta con más de 50 empleados en esta época de confinamiento trabaja con alrededor de 20 personas encargadas del cuidado de los animales entre entrenadores, veterinarios, acuarelistas, técnicos y personal de mantenimiento.