En Colombia hay muchas personas que se preocupan por salvaguardar la fauna y la flora que compone la inmensa biodiversidad del territorio. Un buen ejemplo de ello es el bioparque Los Ocarros, ubicado a tres kilómetros de Villavicencio, en el departamento del Meta. Desde su fundación en 2002, este lugar, que no es un zoológico, se ha encargado de investigar, proteger y conservar la biodiversidad de la Orinoquía colombiana. 

El bioparque tiene 5,5 hectáreas que albergan 660 animales y cerca de 150 especies propias de esa región. Tienen 76 ejemplares de aves, 109 de mamíferos y 108 de reptiles. Es refugio también de más de 300 ejemplares de casi 40 especies de peces. 

Le puede interesar: Frenan compra de mono aullador por Facebook: nueva modalidad de tráfico

Anacondas, osos, pirañas, ocelotes, armadillos, águilas y cocodrilos, solo por mencionar algunos, son algunas de las especies que están en Los Ocarros. Antes del confinamiento por la pandemia, los visitantes podían tomar recorridos especializados y recibir talleres, conferencias o seminarios de alrededor de la biodiversidad de esta región. 

Sin embargo, nada de esto ocurre desde hace cuatro meses. Los Ocarros también tuvo que cerrar sus puertas desde el 24 de marzo cuando el presidente Iván Duque decretó cuarentena obligatoria nacional. 

Con gastos que sobrepasan los 100 millones de pesos mensuales, este lugar dependía enteramente de la entrada que pagaban los visitantes, tanto nacionales como extranjeros, quienes a diario querían conocer más sobre la fauna y flora de la Orinoquía. Pero ahora con las puertas cerradas no hay quien responda por esa suma de dinero. 

A raíz de esto empezaron una campaña para recaudar fondos con el fin de poder seguir manteniendo el centenar de animales que habitan en este lugar. “(...) Los 660 animales albergados, que tienen una segunda oportunidad aquí, por sus condiciones comportamentales o físicas que les impiden la libertad, necesitan de tu ayuda... Ellos no dan espera”, expone el comunicado publicado en sus redes sociales y página web.

Le recomendamos: EN VIDEO: Una anaconda de 4,5 metros regresa a su hábitat natural

Para apoyar la iniciativa las personas pueden hacer una transferencia bancaria a la cuenta corriente 21003174635 Banco Caja Social, razón Social: Corpometa. NIT: 822002732-4. Cualquier aporte suma.

También reciben aportes en especie como medicamentos veterinarios nuevos o comida como frutas, verduras, tubérculos, pasto o concentrado. Aquellos que quieran ayudar de esta forma deben llamar al 3134226280.

Lugares como este, que día a día trabajan para preservar la biodiversidad nacional, deben sobrevivir en Colombia. Que esta coyuntura no signifique la desaparición del bioparque Los Ocarros.