* Este es un contenido periodístico de la Alianza Grupo Río Bogotá: un proyecto social y ambiental de la Fundación Coca-Cola, el Banco de Bogotá del Grupo Aval, el consorcio PTAR Salitre y la Fundación SEMANA para posicionar en la agenda nacional la importancia y potencial de la cuenca del río Bogotá y  sensibilizar a los ciudadanos en torno a la recuperación y cuidado del río más importante de la sabana.

A lo largo del año han sido múltiples los avistamientos de diferentes especies de aves en los humedales de Bogotá. El ibis escarlata, el martín pescador, los búhos (asio clamator), el falaropo tricolor e incluso la guala sabanera, son algunos ejemplares que se registraron en 2020. 

En Capellanía se puede ver ahora con más frecuencia a patos canadienses, pisingos, patos turrios, tinguas garzas y guacos. Foto: Jorge Emmanuel Escobar / Fundación Humedales Bogotá

Ante estos nuevos avistamientos, la Fundación Humedales Bogotá decidió poner en marcha este año una investigación para actualizar los registros de aves en los 15 cuerpos de agua declarados Parques Ecológicos Distritales de Humedal en la capital: La Conejera, Juan Amarillo, Córdoba, El Tunjo, Tibanica, Capellanía, Jaboque, Meandro del Say, Techo, La Vaca, La Isla, El Burro, Salitre, Santa María del Lago y Torca-Guaymaral. 

En contexto: ESPECIAL: El preocupante ranking de los humedales de Bogotá

Los resultados arrojaron cifras alentadoras, especialmente para los humedales Capellanía, en Fontibón, y Juan Amarillo o Tibabuyes, ubicado entre las localidades de Suba y Engativá, pues estos fueron los que más registros nuevos de aves tuvieron en los últimos cinco años. 

Entre 2015 y 2020 han registrado 40 especies nuevas en el humedal Capellanía, ubicado en Fontibón. Foto: Jorge Emmanuel Escobar / Fundación Humedales Bogotá

Los datos más recientes correspondían a una investigación realizada en 2015 por la Asociación Bogotana de Ornitología (ABO), llamada Aves de los Humedales de Bogotá – Aportes para su Conservación”. En este informe, la ABO compiló los nombres y fotografías de todas las especies que habitan en los 15 cuerpos de agua de la ciudad, un ejercicio de monitoreo de aves muy completo en el que también participó Humedales de Bogotá.

Sin embargo, con el objetivo de saber la situación de estos cuerpos de agua después de cinco años, la Fundación decidió actualizar los datos y hacer un listado de nuevas especies registradas entre 2015 y 2020 en los humedales de Bogotá.

Le recomendamos: Vuelve a aparecer rara ave de plumaje rojo en Bogotá

Con apoyo de proyectos de ciencia ciudadana y guías de aves como las que hay en plataformas como iNaturalist y eBird, la Fundación recopiló datos de perfiles confiables o verificados para garantizar que los registros fueran de observadores de aves con experiencia. 

De igual manera, tuvieron en cuenta los reportes provenientes de los miembros de la organización y de funcionarios de la Secretaría Distrital de Ambiente y la empresa Aguas de Bogotá alojados en el SiB y Naturalista. Incluso crearon una nueva iniciativa de ciencia ciudadana en esta última plataforma, llamado Proyecto de ciencia ciudadana del humedal Capellanía, el cual compila todos los registros de especies en este ecosistema. 

En la plataforma iNaturalist están los registros de las aves que habitan en el humedal Capellanía. 

Los resultados en el humedal de Cofradía, como también le llaman a este cuerpo de agua ubicado en Fontibón, fueron bastante alentadores pues registró 40 especies nuevas en los últimos cinco años. En total, este ecosistema de 27 hectáreas alberga 79 especies distribuidas de las siguiente forma: 23 de aves acuáticas y 56 de terrestres. Además, han identificado 27 especies de aves migratorias.

 

Nombres científicos de las nuevas especies en Capellanía. Foto: Tomada de Fundación Humedales Bogotá

Gracias a los espejos de agua que han renacido, hoy podemos ver patos canadienses, pisingos, patos turrios, tinguas garzas y guacos, con mayor presencia en el humedal Capellanía”, asegura la Fundación Humedales Bogotá.

Puede leer: ¿Qué hace un murciélago del desierto en el humedal La Conejera?

Según la organización, las que más aumentaron fueron las terrestres. Esto, gracias al aumento de la cobertura vegetal en este cuerpo de agua con especies nativas. 

Si quiere conocer las 79 especies de este humedal puede acceder a esta guía virtual de la Fundación con todos los registros: Guía de aves del humedal Capellanía


Fuentes de vida bajo amenaza

Pese a que la vida se ha impuesto en muchos de estos cuerpos de agua de la capital y están en pie proyectos que buscan su restauración, el cemento y la contaminación siguen siendo los principales factores que amenazan con acabar la biodiversidad de estos ecosistemas. 

Este cuerpo de agua de 27 hectáreas, alberga 79 especies de aves, pero está amenazado por la construcción de la Avenida ALO. Foto: Humedales Bogotá

En el caso del humedal Capellanía, por ejemplo, la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), ha sido su mayor amenaza desde hace décadas. La actual administración asegura que su construcción se hará bajo la Política Distrital de Humedales, la cual impide que se afecten estos ecosistemas. Pero por el momento el miedo sigue presente. 

Le sugerimos: EN VIDEO: El cambio extremo del sector sur del humedal La Vaca

La protección de estos cuerpos de agua debe ser una prioridad porque los humedales garantizan que haya vida en las ciudades. Según la Secretaría Distrital de Ambiente, estos son solo algunos de los beneficios que le aportan a la capital:

-Suministro de agua.
-Mitigación de cambio climático.
-Son reservorios de biodiversidad porque brinda alimento, refugio y sitios de reproducción a numerosas especies.
-Son zonas de nidificación y un gran paso de aves migratorias.
-Logran el control de inundaciones y el deslizamiento de tierras.
-Son un foco principal de atracción por su belleza y diversidad, lo cual lo convierten en espacios para el turismo.