El trabajo realizado durante años le permitió a Colombia convertirse en el país de la región con mayor número de áreas protegidas incluidas en la Lista Verde de la Unión Internacional para la Corservación de la Naturaleza. En total en Suramérica son siete los ecosistemas que hacen parte de este estándar y cinco de ellos están en el territorio nacional.

En Colombia, los Parques Nacionales Naturales Gorgona, Tatamá y Chingaza, así como los Santuarios de Fauna y Flora Galeras y Malpelo hacen parte de la mencionada lista.

Los primeros en ser certificados, en 2014, fueron Gorgona Tatamá y Galeras y este año se sumaron Malpelo y Chingaza. En ese proceso se encuentran otros como Cahuinarí, un parque natural ubicado en el departamento de Putumayo, que está próximo a lograr también este objetivo.

El Santuario de Fauna y Flora Malpelo, fue certificado en la lista verde este año. Foto: Parques Nacionales Naturales

En Colombia, según el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sinap), a septiembre de este año había 1.343 áreas protegidas, que representan el 15,17 por ciento del territorio nacional y 31,4 millones de hectáreas. 

Le recomendamos: Parque Chingaza fue incluido en la Lista Verde de la UICN

De acuerdo con el Sinap, en el país hay 122 zonas de carácter nacional, divididas en reservas forestales protectoras nacionales (59), distritos nacionales de manejo integrado (4) y parques nacionales naturales (59). Igualmente, se encuentran 288 de carácter regional, distribuidas en áreas de recreación (10), distritos de conservación de suelos (15), distritos regionales de manejo integrado (107), parques naturales regionales (60) y reservas forestales protectoras regionales (96). Adicionalmente, existen 933 reservas naturales de la sociedad civil. 

Ejemplo a seguir

Que el número de áreas protegidas vaya en aumento es clave en el proceso de conservación de las mismas, pues el tema no es solo comenzar a hacer parte de la lista, sino mantenerse. Álvaro Vallejo, director regional de UICN para América del Sur, destacó el trabajo realizado por Colombia, el cual puede convertirse en ejemplo para que más países ingresen en esa misma línea y de forma conjunta y con voluntad política se avance en la conservación de un mayor número de ecosistemas. 

El Parque Nacional Natural Gorgona fue uno de los primeros en hacer parte de la lista verde de áreas protegidas. Foto: Parques Nacionales Naturales

Según Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales, los retos del país en torno a este estándar internacional no son menores. "El estándar ha sido fundamental y la idea es extenderlo a todas las áreas protegidas del país, incluidas las privadas. El objetivo es que estas áreas se adicionen a la iniciativa pública de conservación y es claro que hay interés en alcanzar este propósito. La idea es que todo el sistema nacional de áreas protegidas: nacionales, regionales y privadas tengan esta medición y puedan acceder a la inlusión en la lista verde", dijo Miranda.

Por ello comenzarán a trabajar con la idea de posicionar el tema dentro de los gobiernos regionales, pues, a juicio, de la directora de Parques Nacionales, sin la decisión política no es posible. "La idea es que apoyen su implementación y de esta forma lograr un seguimiento a planes de mejoramiento ya existentes". 

Conservación efectiva

Por su parte, James Hardcastle, director del Programa Global de Áreas Protegidas de la UICN, manifestó que el objetivo de certificar áreas protegidas no es solo reconocer lo que ya está funcionando, sino impulsar un programa que celebra la conservación efectiva. "Queremos impulsar los compromisos para mejorar los sistemas de áreas protegidas y la conectividad en las mismas, pero también ver mayor eficiencia en los recursos financieros y la aparición de fuentes nuevas para respaldar el trabajo de conservación de áreas protegidas". 

Parque Nacional Natural Chingaza. Foto: Parques Nacionales Naturales

Precisó que la idea con estas certificaciones es generar una cultura de mejora, pues se trata de un estándar que describe el éxito en áreas protegidas en el siglo XXI con todos los retos que eso implica. 

"Este es un programa internacional que está basado en los logros de los guardaparques, comunidades y autoridades locales y nacionales", aseveró Hardcastle, quien dijo que en este momento hay 600 candidatos a certificarse en todo el mundo, con el apoyo de más de 1.000 expertos trabajando en el tema. Un total de 60 países ya hacen parte de este proceso y más de 50 áreas protegidas han sido certificadas.

Le sugerimos: Malpelo entra a la lista verde de áreas protegidas del mundo 

Para Julia Miranda, no basta con entrar a la lista verde sino que es necesario trabajar todos los días por mantenerlo y avanzar en los procesos de conservacíon. "En 2012 cuando se inició con el proyecto piloto se presentaron siete áreas: Alto fragua, Cahuinarí, Gorgona, Los Nevados, Sanquianga, Tatamá y Galeras. En 2014 la aplicación al estándar se logró para Gorgona, Tatamá y Galeras, dentro de las primeras certificaciones registradas por la UICN.

¿Qué es el Programa Global de la Lista Verde?

Se trata de una iniciativa de la Comisión Mundial de Áreas de Protegidas de la UICN que inició en el año 2011, con el propósito de que las áreas protegidas y conservadas evalúen, mejoren y mantengan su desempeño en la gestión, a través de criterios globalmente establecidos, de forma que sean un referente de buena gobernanza, diseño y planificación, una gestión efectiva y unos resultados exitosos en materia de conservación.