Los fenómenos climáticos son cada vez más frecuentes y devastadores, por eso encontrar fórmulas o modelos que ayuden a las personas e instituciones a prepararse de una mejor forma para enfrentarlos será clave a futuro, pues el cambio climático amenaza con que ciclones, tormentas y huracanes se intensifiquen y sean cada vez más agresivos. 

No son pocas las regiones del mundo que deberán enfrentar y aprender a convivir con esta nueva realidad. El Atlántico y la Costa Este de Estados Unidos, por ejemplo, cada vez resultan más golpeados y devastados con el paso de los poderosos fenómenos climáticos. 

Ante esta realidad, un grupo multidisciplinario de científicos reunidos por Cognitive Edge, la Universidad de Nueva York, Arizona State University, City College of New York y la Universidad de Puerto Rico, con fondos de Fundación Nacional de Ciencia, decidieron trabajar en un modelo que permita mapear los factores de resiliencia de las poblaciones ante los desastres naturales.

Le recomendamos: Temporada de huracanes será más fuerte este año

Este gran equipo, conformado por unos 60 profesionales, trabaja de forma conjunta en el desarrollo de un modelo que reproduzca los hechos ocurridos durante el huracán María, que devastó a Puerto Rico en 2017 y, a partir de allí, en otros fenómenos naturales registrados a principios de este año, así como la covid-19.

Del equipo de 60 profesionales, de 15 países que trabajan en el proyecto, hay cuatro colombianos. Said Mejía, Juan Pablo Montoya, Juanita Uribe y Verónica Franco. Foto: Cortesía Juanita uribe. 

El objetivo es identificar las fortalezas y debilidades que podrían influir en la resiliencia de los habitantes no solo de este país centroamericano, sino de las demás naciones que enfrentan eventos climáticos complejos. 

Trabajo multidisciplinario

El tema ha sido abordado desde varios frentes. Un grupo de ingenieros centrados en el campo energético, con el objeto de validar cómo reemplazar este sistema que registró fallas estructurales. Otro enfocado en lo relacionado con acueducto y alcantarillado y un tercer grupo trabajando en la parte humana, para tratar de identificar qué tan resilentes son los puertoriqueños y qué se tendría que hacer a futuro para hacerle frente a este tipo de eventos. 

En todo ese andamiaje entró Juanita Uribe Cala, una colombiana que lidera las operaciones de la compañía Cognitive Edge para América Latina, empresa que a través de herramientas como las micronarrativas trata de entender los sistemas humanos y averiguar por qué los seres humanos se comportan de una manera o de otra; esto yendo más allá de las encuestas. 

Uribe Cala, quien ocupa este cargo en Cognitive Edge desde hace seis años, ha comandado el proyecto a partir del enfoque humano trabajando desde su compañía y la Universidad de Nueva York. Explica que las historias que las personas cuentan son las que tejen la cultura de los humanos. 

Le sugerimos: Así se ve el temible huracán Laura desde el espacio 

Juanita Uribe, explica que a través del trabajo desarrollado han estado investigando el impacto social de María y mapeando su resiliencia social a través de métodos innovadores que además del Sistema de Información Geográfica (GIS), emplea un método etnográfico montado en la web para recopilar historias de experiencias personales que les permite darse una idea de las luchas más íntimas, así como la capacidad de recuperación de las personas.

La herramienta llamada Sensemaker, está diseñada para llegar al corazón de las personas y darles voz. Para motivarlos a compartir sus historias y a través de ellas entender lo que los mueve, lo que anhelan, lo que temen, los que los une y lo que los distancia. Hace visible lo que está oculto. Todo en tiempo real.

La colombiana Juanita Uribe lidera la operación de Gognitive Edge para América Latina. Foto: Cortesía Juanita Uribe

"Las historias que se cuentan de generacion en generación, con los amigos y demás son las que forman la cultura. Cuando se entienden esas historias y qué hay detrás de las mismas se puede determinar qué es lo que rodea a las comunidades", dice. Aquí las mismas personas intepretan sus historias, a diferencia de las encuestas que son otros quienes las analizan. 

Para Juanita Uribe es importante que los diseños de modelos sofisticados tendientes a dar respuestas más oportunas y acertadas a los cada vez más fuertes y frecuentes fenómenos climáticos, tengan en cuenta a las personas porque son ellas las que conocen sus propias necesidades y cómo se podría ayudar a encontrarles solución.

Teniendo en cuenta esta premisa, el proyecto, financiado por la Fundacion Nacional de Ciencia, va a  ser planteado tanto a las autoridades federales en Estados Unidos, como a las locales en Puerto Rico con la idea que puedan entender lo que las personas piensan y lo que realmente vivieron y que a partir de allí los gobernantes tengan la posibilidad de generar políticas públicas acordes con las necesidades de los ciudadanos.

Esfuerzos conjuntos

El estudio no sólo capturó las experiencias registradas por el huracán María, sino también los fenómenos climáticos registrados a comienzos de este año y por supuesto la covid-19. El hallazgo que más sorprendió a los investigadores es que por encima de todos los servicios públicos que se consideran esenciales: energía, gas o agua, lo que resultó más importante y que se constituyó en su mayor fortaleza fue luchar unidos y que las comunicaciones juegan un papel determinante en esos eventos. " La unión fue lo que les permitió a estas personas enfrentar el evento y sus consecuencias", dice Uribe Cala.

Los huracanes cada vez generan más afectacionespor donde pasan. Foto: Getty Images

Por el contrario, explica, la covid generó un aislamiento masivo, que más allá de las medidas de confinamiento lo que refleja es un desmembramiento de la sociedad, una realidad, que para Juanita Uribe, es aplicable a todo el mundo. Para esta ejecutiva, especializada en educación y desarrollo sostenible, es claro que cualquiera que desde el punto de vista político se quiera aprovechar de eso lo puede hacer, porque ese desmembramiento se covierte en una debilidad. 

De interés: Desde el espacio estudiarán el clima y prevendrán tormentas y ciclones

"El trabajo desarrollado en Puerto Rico muestra que las personas tienen un alto grado de desconfianza, pero también de vulnerabilidad. No confían en las autoridades, ni en el gobierno. Después de semajante desastre, nadie esperaba ayuda de las autoridades", manifiesta. 

Los análisis realizados les han permitido validar lo que pasó y luego plantear un modelo hacia futuro de cómo esto podría ser distinto. Encontrar en dónde están los factores de resiliencia en la isla y plantear opciones de prevención y de fortalecimiento a partir de los mismos, un tema que puede hacerse extensivo a todos los territorios en donde se presentan fenómenos climáticos severos. Por eso, la apuesta de Juanita Uribe y todo el equipo que trabaja en este proyecto es darlo a conocer para que pueda convertirse en una herramienta clave en momentos en que las afectaciones por el cambio climático son más fuertes.