Desde la biblioteca privada del palacio apostólico, donde se resguarda del coronavirus, el papa Francisco sostuvo que los humanos habían fallado en su misión de administrar y custodiar la Tierra. 

Durante una audiencia dedicada a la conmemoración de Día Internacional de la Tierra el Sumo Pontífice reconoció, además, este miércoles, que los hombres se han dedicado a lo largo de la historia a contaminar y saquear el planeta, razón por la cual elogió a los movimientos y jóvenes de todo el mundo que salen a las calles a pedirles a los gobiernos acciones urgentes para salvar la Tierra


El papa elogió a los jóvenes que como Greta Thunberg han resuelto exigir a los gobiernos acciones eficaces para combatir el cambio climático. Foto: AFP

"El hombre por egoísmo ha fallado en su responsabilidad como custodio y administrador de la Tierra. La hemos contaminado y saqueado, poniendo en peligro nuestras vidas. Hemos fallado en la protección de la Tierra, nuestra casa jardín" lamentó el papa.

El máximo jerárca de la iglesia católica aseguró que los humanos han pecado contra la Tierra, el prójimo y, en última instancia, contra el Creador. "Como nos muestra la trágica pandemia, solo juntos y ayudando a los más débiles podemos superar los desafíos globales actuales", afirmó. 

Le sugerimos: ¿Cómo deberíamos actuar con la naturaleza cuando pase el coronavirus?

El papa reconoció "que se han formado varios movimientos internacionales y locales para despertar las conciencias" sobre la necesidad de defender el medioambiente. "Será necesario que nuestros hijos salgan a las calles para enseñarnos lo que es obvio, es decir, que no hay futuro para nosotros si destruimos el medioambiente que nos sostiene", expresó. 


Según el papa Francisco el hombre se ha dedicado hasta ahora a contaminar y saquear la Tierra y los recursos que esta le provee. Foto: archivo/Semana. 

Francisco, quien desea pasar a la historia como un pontífice medioambientalista, llamó de nuevo a una conversión ecológica, que se exprese en acciones concretas. "Esta jornada es una oportunidad para renovar nuestro compromiso de amar nuestro hogar común y cuidarlo, así como a los miembros más débiles de nuestra familia”, dijo.  

Agregó que "como una familia única e interdependiente, necesitamos un plan compartido para evitar las amenazas contra nuestra casa común. La interdependencia nos obliga a pensar en un mundo, en un proyecto conjunto", recalcó.

Le recomendamos: Día de la Tierra: el planeta necesita mayores compromisos en medio de la pandemia

El papa instó a cada habitante del mundo a hacer una pequeña contribución y a no creer que esos esfuerzos no cambiarán el mundo, ya que - según él- “estas acciones difunden un activo en la sociedad que siempre produce fruto más allá más allá de lo que se puede ver, porque causan dentro de esta tierra un bien que siempre tiende a la propagación, a veces invisible”, manifestó. 

*Con información AFP.