Las acciones de las autoridades ambientales por restablecer los derechos de animales que han sido víctimas de prácticas como el tráfico ilegal no se detienen. 

En esta oportunidad fueron funcionarios de la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), que con el apoyo de sus homólogos del Cesar, le brindaron una segunda oportunidad a más de 60 aves y 13 tortugas para regresar a su hábitat y encontrar un hogar natural del cual nunca debieron salir. 

Por esta razón y con el objetivo de contribuir al restablecimiento de los ecosistemas a través de la reintroducción de animales silvestres que han sido objeto de tráfico ilegal, las entidades liberaron 4 guacamayas (Ara ararauna) en un resguardo indígena arhuaco ubicado en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, municipio de Pueblo Bello, departamento de Cesar, y otros 70 ejemplares en una reserva privada de la empresa minera Drummond, ubicada en la vía San Roche - Bosconia.

Las aves fueron liberadas en un área protegida del departamento de Cesar. Foto: Corpocaldas


Según Oscar Ospina Herrera, profesional especializado del grupo de Biodiversidad y Ecosistemas de Corpocaldas, de acuerdo con las investigaciones que realizaron, los animales provenían de esta región, por lo que establecieron contacto con Corpocesar, y coordinaron
los procesos de liberación.

El funcionario informó que los lugares elegidos para regresar a estos especímenes a la libertad cuentan con excelentes condiciones de oferta alimenticia y además corresponden a zonas protegidas por lo que su integridad estará salvaguardada. 

Más de 60 aves volvieron a la libertad. Foto: Corpocaldas

De acuerdo con la autoridad ambiental, con el regreso de estos animales a su medio natural se garantiza el cumplimiento de su función biológica en el bosque.

Le recomendamos: EN VIDEO: El regreso al bosque de siete animales víctimas del tráfico de fauna

En total fueron liberadas 4 guacamayas (Ara ararauna), 29 loras cabeciamarillas (Amazona ochrocephala), 26 loras frenteazul (Amazona amazónica), 2 guacamallejas (Ara severa), 7 tortugas hicoteas (Trachemys callirostris) y 6 tortugas morrocoy (Chelonoidis carbonaria).

Estos animales regresaron a su entorno luego de haber superado los procesos de valoración y rehabilitación correspondientes que permitieron determinar que se encontraban en buenas condiciones para estar de forma segura en su medio natural. 

Un total de 13 tortugas fueron dejadas en su hábitat natural. Foto:Corpocaldas. 


Corpocaldas reitera el llamado a la comunidad a no adquirir ni vender animales silvestres, y a denunciar la tenencia o comercialización ilegal de fauna, esta es una actividad ilícita y conlleva sanciones de tipo penal y administrativo, además de generar desequilibrios en los ecosistemas de los cuales son sustraídos. 

Los animales regresaron a su hábitat luego de superar un proceso de rehabilitación. Foto:Corpocaldas.