La región del Pacífico es una de las que más enfrenta problemas de deforestación en el país. Frente a esta realidad y con el fin de hacerle frente a este flagelo y crear mecanismos de denuncia ciudadana en temas forestales que ayuden a perseguir y judicializar a quienes se dedican a esta práctica, las autoridades ambientales y los gobernadores de esta región en el Chocó biogeográfico, firmaron la Alianza de las autoridades del Pacífico contra la deforestación y el comercio ilegal de maderas.

Codechocó, CVC, CRC, Corponariño, Carder y EPA Buenaventura, así como las gobernaciones se aliaron con este propósito que además busca crear un Grupo Élite de trabajo, sumando las voluntades de las autoridades para asegurar que la madera extraída, transportada, transformada, comercializada y utilizada, provenga exclusivamente de fuentes legales. 

La deforestación y comercialización ilegal de madera es una de las principales problemáticas en esta zona del país, prácticas que tienen múltiples causas como la pobreza, la presencia de grupos armados al margen de la ley y la debilidad institucional de las autoridades.

Lo más grave es que las cifras han venido en aumento en los últimos años. De acuerdo con datos del Ideam, mientras en 2013 se deforestaron 5.028 hectáreas, un año después la cifra casi se triplicó llegando a 13.85 hectáreas y el año pasado cerró con 14.122 hectáreas deforestadas, según la información analizada por la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios. El 2016 se convirtió en el año récord con más de 29.000 hectáreas arrasadas.  

El gobierno ha dicho  que esta problemática obedece a las actividades relacionadas con la extracción ilegal de minerales, en especial oro de aluvión. 

Le recomendamos: Grupo élite combatirá deforestación en el Pacífico

Ante esta realidad y con la premura de encontrarle salida a esta situación que pone en grave riesgo los bosques de la zona, en una audiencia ambiental realizada en Cali y liderada por la Procuraduría General de la Nación, las autoridades ambientales de la región Pacífica no solo firmaron la alianza, sino que escucharon a todos los sectores que tienen que ver con ese flagelo, quienes entregaron evidencias y sugerencias de las acciones que se pueden poner en marcha para disminuir definitivamente esta problemática ambiental y social.

Autoridades ambientales y gobernaciones trabajarán para combatir el flagelo de la deforestación. Foto: Asocars

Ante esta iniciativa, el procurador general Fernando Carrillo Flórez, dijo que si bien él ha sido muy crítico en el pasado, ahora ve una luz de optimismo frente a lo que representa una nueva generación de líderes que va a marcar una historia distinta. "No se trata de seguir en una zona de confort en la que venían por un camino tradicional, simplemente mirando para otro lado cuando se presentan amenazas al medio ambiente. Aplaudo este esfuerzo, agradeciendo su compromiso con esta alianza y diciéndoles que cuenten con este Ministerio Público hasta el último día”.

Con la firma de la alianza, las partes se comprometen a generar la articulación y seguir apoyando las iniciativas nacionales y regionales en contra del comercio ilegal de madera. De igual forma, trabajarán en la vinculación de otros actores de la cadena forestal público y privados, así como de las comunidades en búsqueda de aunar esfuerzos que permitan lograr mejores resultados.  

Además de la Procuraduría, la alianza cuenta con el respaldo de las Fuerzas Armadas, los entes territoriales y del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. “Además, lo ampliamos hacia todo el Chocó biográfico incluyendo a Corpourabá y la Carder y estamos cerca a que la Corporación de Córdoba se vincule”, afirmó Arnold Rincón López director de Codechocó.

Autoridades trabajarán para combatir el comercio ilegal de madera. 

El procurador Delegado para Asuntos Ambientales y Agrarios, Diego Fernando Trujillo, destacó que se haya dado este primer paso en un territorio que está en manos de la ilegalidad. “Hay que meterle mucha inteligencia, la lucha contra la deforestación no solamente es en selvas, bosques y ríos sino averiguando qué empresas y qué particulares se están lucrando del negocio ilegal de la madera, por dónde se está filtrando, qué hay detrás de la deforestación”, dijo.

Le sugerimos: Chocó y Norte de Santander, las nuevas víctimas de la deforestación en Colombia 

En el marco de la audiencia ambiental, también fueron abordados otros temas como los impactos ambientales en el Parque Nacional Farallones de Cali, el proyecto Vía Mulaló- Loboguerro y la modificación al permiso de quema de caña controlada.