Con las medidas decretadas para prevenir y controlar el coronavirus en Cartagena, como toque de queda para los ciudadanos durante todo el fin de semana, restricciones para transitar por el Centro Histórico, cierre de playas y sitios turísticos y prohibición de zarpe o arribo de embarcaciones, la naturaleza ha empezado a dar sus primeras muestras en el Corralito de Piedra.

Sergio Londoño, exalcalde de la ciudad, compartió en sus redes sociales un video de una manada de delfines nadando en la Bahía de Cartagena, imágenes captadas hoy en la mañana desde uno de los edificios de Bocagrande. “Es hora de reflexionar en medio de esta cuarentena. Necesitamos un desarrollo consciente en sintonía con la naturaleza”, citó en su cuenta de Twitter.

En el video, donde aparecen a lo lejos varios delfines entrando y saliendo del agua, solo se aprecia una pequeña embarcación atravesar por las playas de Castillo Grande, un panorama atípico en una de las zonas más turísticas del mundo.

Le puede interesar: En Colombia no solo hay delfines rosados: dos de las especies que existen en el Golfo de Urabá podrían estar en riesgo

El ruido de los turistas y la alta presencia de lanchas deportivas y embarcaciones de mayor tamaño, evitan que estos cetáceos se acerquen a las playas de Cartagena. El caso más reciente de delfines en la capital del departamento de Bolívar fue el año pasado, con el nacimiento de dos crías.

En Bogotá, donde la alcaldesa Claudia López decretó aislamiento voluntario desde ayer, apareció un zorro cangrejero deambulando por un conjunto residencial en el norte de la capital.

En varios sitios de Italia, el país más afectado actualmente por el coronavirus, las redes sociales han reportado presencia de delfines, peces y jabalíes. En España, venados y pavos reales han sido captados por los ciudadanos desde sus viviendas.

34 especies

Los delfines oceánicos, animales mamíferos, pueden alcanzar a medir entre dos y nueve metros de largo y nadar hasta 260 metros. No permanecen bajo el agua más de 15 minutos, ya que necesitan tomar oxígeno por el espiráculo, agujero en su lomo que funciona como una fosa nasal.

Habitan en aguas cálidas y cercanas a las costas. Son carnívoros y en el mundo hay 34 especies de delfines oceánicos. Utilizan sonidos para comunicarse y su mayor amenaza es el hombre.

Son carnívoros y pueden tener una cría al año. Foto: Mongabay.

Reacciones en redes