De acuerdo con Parques Nacionales Naturales de Colombia, la especie fue observada por parte del equipo del parque Las Hermosas. Cuando iban hacia el cuadrante, el contratista del Parque y el guía local que lo estaba acompañando, observaron cuatro individuos de la especie, los cuales se estaban alimentando en una bromelia que reposaba en uno de los árboles del bosque andino ubicado en esa vereda”, les relató Germán Alberto Rodríguez Penagos, jefe de esta área protegida. 

El registro de esta especie, nunca antes reconocida en la región, da luces sobre la pluralidad de la zona y la distribución de este primate, del que solo se tenía conocimiento en territorio de la Orinoquía y la Amazonia. Además, esto les permitirá ampliar las zonas de investigaciones a lugares a los que antes no se podía acceder por razón del conflicto armado con las Farc.

Puede leer: Invaden predio del Parque Nacional Natural Las Hermosas

Según lo registrado por Parques Nacionales es “probable que la población en el PNN Las Hermosas sea aislada en un hábitat marginal, pues los primates tienden a preferir zonas bajas, más cálidas”. Sin embargo, este no es el único registro nuevo de la zona.

El avistamiento de diferentes organismos en este lugar de los Andes Occidentales, es un acontecimiento con el que los investigadores se encuentran frecuentemente. De acuerdo con el  PNN, hace poco se realizó el registro del mono araña negro, una especie también importante para la orientación de metodologías de investigación y el reconocimiento de la densidad de la misma en la región, según lo que le dijo Roncancio Duque, asesor en Biología de la Conservación de la Dirección Territorial Andes occidentales, a Parques Nacionales. 

Le recomendamos: Posconflicto en Parques: recuperar lo que nunca fue nuestro

El mono maicero habita generalmente en bosques húmedos tropicales o subtropicales. El primate está distribuido en diferentes áreas de Sudamérica y el reconocimiento en este lugar es un logro. Sobretodo ahora que los Parques Nacionales del país están en la mitad de una disyuntiva ambiental que preocupa a todas las entidades.

Cuando se pensaba que los expertos en materia ambiental podrían acercarse a la biodiversidad del país con mayor profundidad gracias a la desmovilización de la guerrilla de las Farc, estos escenarios se convirtieron en estratégicos lugares para el cultivo de sustancias ilícitas.

 A la sombra de Las Hermosas, por ejemplo, se desarrollan actividades como la tala indiscriminada de árboles que puede poner en riesgo las especies que en él habitan. En el caso del maicero cachón, Colombia podrá avanzar en la protección de esta especie.