Con el objetivo de aportar al desarrollo de las zonas afectadas por la violencia y lograr un proceso de transformación, el Fondo Colombia Sostenible firmó dos cooperaciones técnicas con una inversión de 4,5 millones de dólares, recursos que ejecutará el Fondo Colombia en Paz de la Consejería Presidencial para la Estabilización y Consolidación.  

El primer aporte será por 3,5 millones de dólares y está destinado a apoyar la implementación de proyectos productivos sostenibles de carácter asociativo y negocios verdes en los 41 municipios en donde avanzan los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), de los departamentos de Caquetá, Putumayo y Nariño.

El objetivo es apoyar proyectos productivos sostenibles para cacao, café, artesanías, ecoturismo, forestería comunitaria, ganadería sostenible y productos maderables y no maderables del bosque, entre otros.

Lea también: Los dilemas de la cooperación y el sector humanitario en el posconflicto

La selección de los proyectos se hará mediante una convocatoria. Estos deberán estar debidamente estructurados e involucrar un mínimo de 65 familias beneficiarias, con lo que se busca mejorar la calidad de vida de la población rural, pero además trabajar por una sostenibilidad ambiental. Para este proyecto Colombia Sostenible aporta 2,2 millones de dólares y los restantes 1,3 millones de dólares serán de contrapartida local. 

El apoyo de proyectos productivos sostenibles como el cacao es una de las apuestas de los cooperantes. Foto: Cortesía Fondo Acción.

“La firma de este proyecto permitirá brindar oportunidades a la población campesina, mujeres, pueblos indígenas, comunidades afrodescendientes, población con discapacidad y comunidad en general residente en zonas afectadas por la violencia en estos tres departamentos”, dice Juan Carlos Mahecha, director del Fondo Colombia en Paz.

La segunda cooperación, cuyos recursos suman un millón de dólares, consiste en apoyar a los municipios PDET en la estructuración de proyectos que contribuyan a la sostenibilidad ambiental y al desarrollo productivo asociativo.

Le puede interesar: 210 millones de dólares para el nuevo Fondo Colombia Sostenible

Para el embajador de Noruega, John Petter Opdahl, la idea con estas cooperaciones es generar transformaciones en los territorios,  mediante el apoyo a los gobiernos locales en la estructuración de proyectos de alto impacto y también aportar en la implementación de iniciativas productivas con enfoque de desarrollo rural resiliente y bajo en carbono.

Destaca que su país es el cuarto cooperante en Colombia y muchos de los recursos que aporta a diferentes fondos tienen como objetivo aportar en los procesos de estabilización de estas zonas que han sido afectadas por la violencia, pero también proteger la biodiversidad y los bosques.

Con la oficialización y firma de estas dos cooperaciones técnicas, el gobierno avanza en el cumplimiento de la Declaración Conjunta de Intención (DCI), un acuerdo voluntario de cooperación que le apuesta a la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero producidas por la deforestación.

A la fecha, son seis las cooperaciones técnicas en ejecución, para las cuales, Colombia Sostenible desembolsó más de 11 millones de dólares, es decir unos 33.000 millones de pesos, donados por los gobiernos de Noruega, Suecia y Suiza, además del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Colombia Sostenible es un fondo de 200 millones de dólares, recursos que están dirigidos a directamente a las comunidades locales que, por ejemplo, luchan contra la deforestación.