Con la siembra de 1.000 árboles en el corregimiento La Primavera, en el municipio de Bolívar, que contribuirán en la reforestación y protección de la cuenca hidrográfica del río Pescador, culminó el ciclo de la vigencia 2020 del programa por un Valle más verde y sostenible, desarrollado con el fin de reverdecer este departamento y mitigar los efectos del cambio climático. 

Como parte de la iniciativa, en el presente año fueron sembrados 8.700 árboles nativos en las cuencas hidrográficas de los ríos Pance, Vijes, Calima, Dagua, Riofrío, Pescador, Guachal (Bolo- Frayle) y Arroyohondo, un trabajo desarrollado por diversas entidades como la Gobernación del Valle, alcaldías municipales y el apoyo y asistencia técnica de la Corporación Autónoma Rgional del Valle del Cauca (CVC) y la participación de instituciones públicas, privadas y sociedad civil de estos territorios. Las actividades se realizaron en articulación con el Consejo Departamental de Política en Ambiente y Recursos Hídricos (Codeparh).

La semana anterior se sembró el árbol 1.500.000 del programa Valle más Verde. Foto: CVC

Diego Victoria Mejía, coordinador técnico del Codeparh, dijo que este resultado hace parte del compromiso de la Gobernación con el ambiente y los recursos hídricos, por un departamento amigable y resiliente con el ambiente, pues se están sembrando fuentes de agua y oxígeno. De agual forma, esto permite fijar carbono para garantizar una mejor calidad de vida de las presentes y futuras comunidades rurales.

Le recomendamos: 1,5 millones de árboles se han sembrado en el programa Valle más verde

Entre tanto, Nodier Cardona, alcalde de Bolívar, destacó la realización de iniciativa. “Agradecemos a la Gobernación del Valle del Cauca por su programa un ‘Valle más Verde’, con el cual pudimos llevar a cabo esta gran sembratón, y a todos los actores comprometidos con la renovación y plantación de árboles alrededor de la cuenca del río Pescador”.

Jornadas de siembra continuarán

De igual manera, Diego Victoria resaltó que en el 2021 se dará continuidad a las jornadas de siembra que contribuyan en la reforestación y restauración de ecosistemas estratégicos, especialmente las cuencas hidrográficas priorizadas, con el objetivo de garantizar la disponibilidad del recurso hídrico y una mejor salud para los vallecaucanos.

El director de la coporación ambiental, Marco Antonio Súarez ha dicho que trabajan en diversas alianzas con el fin de llenar de árboles el departamento del Valle, conscientes de que esto representa más oxígeno, más alimento, más aves, más agua, incluso más sombra para los habitantes.

La siembra de árboles es determinanete para mitigar los efectos del cambio climático. Foto: Getty Images

Es así como a través de este programa la meta es plantar 8 millones de arbustos nativos en todo el departamento al año 2023, así como tres millones de alevinos en toda la cuenca del río Cauca, durante el cuatrienio con el fin de enriquecer este ecosistema y velar por la seguridad alimentaria de los pescadores artesanales.

Le sugerimos: Siembran 200 frailejones en páramo del Valle del Cauca

El trabajo para lograr la meta avanza por buen camino, pues antes de finalizar el año se llegó a la cifra de 1,5 millones de árboles plantados, cifra que se obtuvo con la siembre de un guayacán en el Cerro de La Bandera, un lugar que se escogió por ser un ejemplo de recuperación ambiental a nivel nacional.

Según la CVC, en este sitio se explotó la minería de carbón desde 1917 para Ferrocarriles Nacionales y luego para la térmica de Anchicayá, pero desde 1970 se trasnformó en una operación ilegal que lo convirtió prácticamente en un desierto con un paisaje similar a la superficie lunar. Desde 2013 se adelanta un proceso de recuperación por parte de la autoridad ambiental.