Conscientes de la enorme riqueza natural del municipio de Isnos, un grupo de pobladores de la zona rural de esta población, decidieron unirse y crear el primer grupo de monitoreo comunitario de la biodiversidad llamado “Orígenes”, haciendo un homenaje a la ancestralidad que rodea esta localidad, pero también para hacer un llamado al retorno de los orígenes en los que se respetaba de forma sagrada la naturaleza.

la iniciativa busca generar conciencia, conocimiento y empoderamiento en sus habitantes por recuperar la conectividad de los bosques, la calidad y cantidad del recurso hídrico y lograr la sostenibilidad de las actividades productivas. 

El proyecto cuenta con el apoyo de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), con la cual desarrollarán labores de seguimiento y monitoreo a especies como el oso de anteojos, la danta de montaña, entre otras especies que habitan en la zona y que serán protegidas por este nuevo grupo de monitoreo.

Diversas especies de aves hacen parte de la biodiversidad de Isnos. Foto:CAM

Para Julián González, representante del grupo de monitoreo, esta idea surgió hace cerca de dos años cuando un grupo de jóvenes y campesinos del municipio de Isnos se mostraron interesados en conocer y caracterizar la biodiversidad de la región.

“A través del avistamiento de aves iniciamos una labor de educación ambiental que nos llevó a solicitar a la CAM su apoyo para consolidarnos como grupo de monitoreo, teniendo en cuenta que se han unido varios ex cazadores, que con sus conocimientos sobre diferentes especies nos han enseñado la gran biodiversidad con la que contamos, y que queremos conocer, monitorear y proteger”, expresó González.

Le recomendamos: Monitoreo comunitario identifica cinco osos de anteojos en las montañas de Neiva

Por su parte, Eduardo Ruiz, campesino de Isnos y ex cazador dijo que se unió al grupo por la invitación de un sobrino a recorrer la montaña. "Yo madrugo con mi desayuno y almuerzo y nos vamos a conocer el páramo, me han enseñado de aves y yo desde mi experiencia cuando fui cazador les comparto lo que sé de animales, sus huellas. Les digo esta huella pertenece a danta o guara, boruga y armadillo y así vamos aprendiendo y diciéndole a la gente que hay cuidar nuestra naturaleza”. 

Además, Ruiz hizo un llamado a la comunidad a proteger la vida silvestre, “queremos invitar a más personas de la comunidad para que cuidemos nuestros animales y bosques. Ahora, me prestan los binoculares y así puedo observar las aves, ya dejamos la escopeta y queremos reemplazarlas por cámaras y binoculares”.

Amplia biodiversidad en Isnos

El municipio de Isnos es privilegiado al encontrarse ubicado sobre el Macizo Colombiano. Las características ecosistémicas del municipio están relacionadas con la evolución de la cordillera Central y en particular al desarrollo del valle alto del río Magdalena, evidenciado por la variedad de paisajes, tipos de relieve, diversidad de suelos y la complejidad ecológica representada en la variedad de especies silvestres que coadyuvan en el mantenimiento del equilibrio ecológico y garantizan la oferta de bienes y servicios.

Los grupos de monitoreo trabajan en la protección de todo tipo de especies. Foto:CAM

El sistema hídrico del municipio está representado por la cuenca alta del río Magdalena y las subcuencas de los ríos Bordones y Mazamorras, cuencas hidrográficas en las que convergen quebradas como Helechuzal, Banderas, Gallineros, La Negra, Guadualito, Mortiño, Chaquira, Cedral y Porvenir, sistema hídrico que posibilita que el desarrollo agropecuario sea la base de la economía.

El municipio ha adquirido importancia nacional y regional, pues allí concurre el Parque Nacional Natural Puracé, el Parque Natural Regional El Dorado, la Reserva Natural Municipal San Vicente, y la Asociación de Reservas de la Sociedad Civil el Cedral-Isnos. 

Grupos de monitoreo

En la ejecución del plan de conservación de especies amenazadas presentes en el Huila, la CAM ha desarrollado actividades dirigidas a la preservación de las especies sombrilla y su hábitat, especies como el oso de anteojos, la danta de montaña, el cocodrilo del Magdalena y el águila real de montaña. A partir de estos espacios de educación ambiental, se han identificado personas y comunidades que le apuestan a la protección de las especies y se conforman los denominados Grupos de Monitoreo Comunitario.

Le sugerimos: Aprueban plan para conservar la Serranía de Peñas Blancas, en Huila

“Un grupo de monitoreo comunitario de la biodiversidad, es un conjunto de personas unidas por la voluntad de conservar los recursos naturales de su entorno, principalmente, las especies de fauna silvestre con las que cohabitan. Estos grupos están conformados por habitantes de áreas estratégicas de conservación, quienes cuentan con un importante conocimiento empírico sobre la biología y ecología de las especies, lo que hace indispensable su participación en los procesos de monitoreo y conservación” sostuvo Katherine Arenas, bióloga de la CAM.

El grupo de monitoreo Orígenes busca volver a lo ancestral, al cuidado de la naturaleza. Foto:CAM

En el Huila, la CAM inició el proceso de monitoreo comunitario en 2012, y desde entonces se han consolidado con 18 grupos, integrados por un total de 272 personas. La principal técnica de monitoreo que se implementa con los grupos es el fototrampeo, herramienta que es utilizada para registrar animales que no son visibles fácilmente y que poseen bajas densidades.  se trata de un  instrumento útil para determinar presencia o ausencia, realizar inventarios de fauna, identificar patrones de actividad, uso de hábitat, abundancia y para determinar la densidad poblacional.

Claudia Mosquera, profesional de la CAM y encargada de liderar las labores de conservación en el Parque Natural Regional El Dorado, indicó que esta área protegida tiene un enorme potencial ecosistémico, pues allí se han reportado especies focales como oso de nnteojos y danta de montaña, además de una gran variedad de aves y mamíferos que hacen de esta zona un lugar con una gran biodiversidad.

“Estamos seguros que la consolidación del grupo de monitoreo comunitario Orígenes será el inicio de un proceso de trabajo articulado que permitirá llegarle a diferentes comunidades con un mensaje de conservación y respeto por nuestros valores ambientales, y aunque actualmente hay varias presiones y retos sociales, estaremos trabajando unidos con el propósito de proteger el Parque Natural Regional El Dorado”, destacó Mosquera.