Por calles, templos, parques, tiendas de regalos y restaurantes se les puede observar caminando tranquilamente. Se trata de más de mil ciervos que deambulan libremente desde hace varios días por Nara, la antigua capital de Japón. 

Los venados, que son venerados en esa región, aprovechan que la ciudad se encuentra prácticamente sola, debido al confinamiento existente para prevenir el contagio del coronavirus. 

Le sugerimos: En imágenes: 9 animales que aprovechan la cuarentena para visitar las ciudades

El hecho de que hayan menos turistas hace que los ciervos se aglomeren en grandes grupos para recibir las galletas o golosinas sin azúcar que tradicionalmente les dan y que les encantan.

En esa ciudad, cuyos templos se encuentran en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, estos mamíferos rumiantes tienen derecho al paso vehicular y los conductores lo respetan.  


Frente a los templos, que se encuentran cerrados, fácilmente se pueden encontrar venados caminando. Foto: Jae C. Hong/AP


Los expertos insisten en decirle a la gente que los venados pueden sobrevivir sin la necesidad de golosinas. Foto: Jae C. Hong/AP


Los ciervos llegan hasta las tiendas de regalos y los restaurantes para pedir galletas. Foto: Jae C. Hong/AP


En Nara los turistas acostumbran a regalarles gallenas a los venados, a quienes les encantan. Foto:  Jae C. Hong/AP