La vulnerabilidad y las afectaciones de los animales ya sean domésticos o víctimas de tráfico ilegal, se acentúa en el país y particularmente en la capital, en donde los más recientes reportes de la ciudadanía son una clara muestra de esta problemática. Según datos del Grupo de Enlace de Urgencias Veterinarias y Maltrato Animal del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (Idpyba), durante el 2020 fueron registrados o creados, a través de la línea de atención a emergencias 123, un total de 29.419 incidentes relacionados con animales.

De acuerdo con las estadísticas, el maltrato animal figura como el hecho con el mayor número de reportes alcanzando un total de 10.252 casos; le siguen los animales enfermos con 3.385 registros, 2.672 por accidentes y 1.717 concernientes a situaciones presentadas específicamente con fauna silvestre, entre otros.

Le recomendamos: Cada vez hay más reportes ciudadanos sobre perros víctimas de maltrato en Bogotá

Del gran total de casos atendidos, un 11% fue tramitado de manera directa por la entidad, el 28% no fue catalogado como urgencia vital, el 24% fue remitido a otras entidades y el 22% correspondió a casos duplicados.


Son varias alas especies que pueden verse afectadas por las actuaciones del hombre. Los perros son una de ellas. 

A esto se suman situaciones donde los ciudadanos suministraron información incompleta o errada, no contestaron la llamada del equipo
de la entidad para la confirmación de datos que permitieran activar la ruta correspondiente de manera efectiva y, aunque en un menor
porcentaje, también el Instituto recibió llamadas de broma o que correspondían a situaciones fuera de la jurisdicción del Instituto que opera sólo para Bogotá.

Dado lo anterior, la entidad insta a la ciudadanía a denunciar el presunto maltrato animal y situaciones de emergencia vital sólo a través de canales oficiales, siendo estos la línea de emergencia nacional 123, con Inspecciones de Policía o Fiscalía, con la Unidad de Reacción Inmediata (URI), o por correo electrónico a proteccionanimal@animalesbog.gov.co.

Le sugerimos: Aves, las más impactadas por el tráfico de fauna en Bogotá

De acuerdo con el Instituto, es importante que las personas realicen reportes precisos, pues de forma recurrente de presentan situaciones en las que los ciudadanos suministran información incompleta o errada o no contestan cuando funcionarios del IDPYBA se comunican para realizar la confirmación de los datos. 

La entidad viene trabajando de manera coordinada con otros aliados con el fin de brindarles un mejor servicio y atención a los animales de la capital buscando reducir los tiempos de información y respuesta, sin vulnerar los derechos de las personas ni de las diversas especies, y siguiendo los protocolos establecidos de conformidad con la misionalidad y alcance legal.

Las aves están muy expuestas al tráfico de fauna silvestre. Foto: Paula Ruiz

Uno de los frentes en los que se ha venido avanzando de forma importante es en la realización de operativos con el objetivo de disminuir el tráfico de especies silvestres, una práctica que es muy común en la ciudad, pero frente a la cual las autoridades ambientales han venido actuando para reducir sus afectaciones.

Las entidades insisten en informarle a la comunidad que la extracción, movilización, tenencia y comercialización de especímenes silvestres es un delito ambiental, además, de que estas acciones generan un desequilibrio en los ecosistemas y ponen en riesgo la vida de los ejemplares que son retirados de su hábitat.