Las cifras del censo nacional del Dane de 2018 indican que en Colombia hay más de 1,9 millones de indígenas, agrupados en 115 pueblos nativos y su gran mayoría en departamentos como La Guajira, Cauca, Nariño, Córdoba, Sucre y Chocó. 60,4 por ciento tiene una edad entre los 15 y 64 años, mientras que los mayores, es decir los conocedores ancestrales, representan 5,8 por ciento.

Las carencias en las que viven estas poblaciones, como la escasez de agua potable y energía y las grandes distancias que los separan de cualquier centro médico, las hacen mucho más vulnerables a padecer por los coletazos del coronavirus, ya que no cuentan con la capacidad para afrontar la posible llegada de la pandemia. 

Le puede interesar: Coronavirus llegó a Tabatinga, ciudad vecina de Leticia

A la fecha, en Colombia ya fueron confirmados cuatro casos de contagios en indígenas: dos en Norte de Santander, del pueblo yukpa, en inmediaciones de la frontera con Venezuela, y dos en el departamento de Nariño, pertenecientes a un pueblo llamado Pasto del resguardo Los Chiles.

Dos indígenas yukpa en Norte de Santander dieron positivo a las pruebas del coronavirus. Foto: Esteban Vega.

Por el momento, la Amazonia permanece libre de contagios, pero el covid19 está al acecho. Hace pocos días, el Gobierno de Brasil confirmó el contagio de una mujer en Tabatinga, ciudad ubicada a no más de 11 minutos de Leticia. Sin embargo, hay otros 12 casos cercanos a la frontera entre ambos países: dos en Sao Paulo de Olivenca, siete en Sao Antonio de Ica y tres en Tonantis, y 712 en Manaos. En Perú el panorama no mejora: en Iquitos van 131 personas con coronavirus.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), en el boletín 13 del sistema de monitoreo territorial, afirma que 191.231 familias indígenas en toda Colombia están en un alto riesgo de contagio por su cercanía a los principales centros poblados. Además, indica que 535.133 familias están ad portas de una crisis humanitaria. “Este boletín diario tiene como fin aunar esfuerzos que permitan garantizar la pervivencia y la integridad de los 115 pueblos indígenas frente a la pandemia, virus que por orientaciones de los mayores no será llamando por su nombre científico”, indica la organización.

El reporte relaciona los centros poblados donde el Gobierno ha confirmado la presencia de casos con la ubicación georeferenciada de las comunidades indígenas en las áreas rurales del país, en un rango de 15 kilómetros.

Así está el panorama de los indígenas colombianos durante la cuarentena por el coronavirus. Infografía ONIC.

“Requerimos que el Gobierno nacional y los gobiernos territoriales demuestren con hechos contundentes la información publicada sobre los apoyos humanitarios, el fortalecimiento de la bioseguridad de la guardia indígena y el equipamiento responsable de centros de salud y personal de salud en los territorios indígenas y centros poblados cercanos”, anota la ONIC en su informe. 

Le puede interesar: Primer caso de covid-19 en un indígena yukpa en Cúcuta

Según la organización, actualmente 5,3 por ciento de los casos acumulados en Colombia se presenta en ciudades con menos de 20.000 habitantes o categoría 5 y 6, sitios cercanos a varias comunidades indígenas. “La crisis humanitaria no ha sido superada. Reiteramos la exigencia a que cumplan con los anuncios públicos realizados sobre la entrega de alimentos, kits de bioseguridad, acceso a agua potable y recursos. La situación actual en la mayoría de los territorios es crítica, y se agravará aún más por la débil capacidad del sistema de salud colombiano”.

La ONIC le exige al Gobierno realizar pruebas masivas territorializadas y que apoye a las autoridades indígenas en el monitoreo y las brigadas de salud que ya se están haciendo en algunas comunidades. “Hay una falta de garantías alimentarias, de bioseguridad y agua potable para el aislamiento obligatorio preventivo, una variable que profundiza aún más la vulnerabilidad de los pueblos indígenas”.

Seis etnias en alto riesgo

El boletín de la ONIC informa que las 191.231 familias en riesgo de contagio habitan cerca a 120 áreas municipales de 18 departamentos, siendo los más críticos Huila, Cesar, Córdoba, Valle del Cauca y Cundinamarca.

“Hay que adoptar todas las medidas de gobierno propio dirigidas a reducir las interacciones sociales con los mencionados municipios o con aquellos que poseen casos confirmados del virus, fortaleciendo los ejercicios de gobernanza, control territorial, cooperación entre pueblos y trueque”.

La etnia embera chamí es una de las más vulnerables a ser contagiada por el covid-19. Foto: AFP.

Para la organización, los pueblos indígenas yukpa, yanacona, zenú, muisca pijao, nasa y embera chamí deben fortalecer o consolidar las medidas de contención y de control territorial frente a la pandemia.

Le puede interesar: “Vuelvan a la chagra”: recomendaciones a los indígenas para evitar el covid-19

El pueblo yanacona presenta un incremento de 2.537 por ciento respecto del boletín 12, por lo cual la ONIC alerta a las autoridades indígenas del Huila (Pitalito) y Valle del Cauca (Yotoco) a que fortalezcan las acciones que vienen emprendiendo.

“El Gobierno de Iván Duque no necesariamente ha presentado a la ciudadanía la verdadera magnitud de la problemática o no tiene la capacidad técnica y científica para proyectarla. En ambos casos se hace necesario aunar esfuerzos con instituciones científicas y académicas independientes que permitan tener una valoración más objetiva de la pandemia en el país”.