Menos de la mitad de los Estados presentaron sus nuevos compromisos climáticos antes del plazo del 31 de diciembre de 2020, según documentos presentados por la Organización de Naciones Unidas. 

En virtud del Acuerdo de París de 2015 (COP21), que apunta a mantener el aumento del calentamiento por debajo de los 2°C, o si es posible 1,5°C en comparación con la era preindustrial, cada firmante debía presentar antes de finalizar el 2020 una nueva versión de sus compromisos en la lucha contra el cambio climático, llamada "Contribución Determinada a Nivel Nacional"(CDN).

Les recomendamos:  El planeta va hacia un calentamiento superior a los 3°C, pese a la pandemia

Sin embargo, el resultado no fue el esperado. Según la ONU, solo alrededor de 70 Estados, de los cerca de 200 que debían cumplir con este propósito, hicieron la tarea y no fueron precisamente aquellos que emiten más gases de efecto invernadero.

Según la última evaluación del grupo Climate Action Tracker (CAT), los 49 Estados -incluidos los 27 de la Unión Europea- que presentaron su nueva contribución a mediados de diciembre sólo representan el 23,7% de las emisiones globales.

Las olas de calor cada vez son más frecuentes en diferentes regiones del mundo. Foto: AFP

Desde entonces, 20 Estados más han presentado sus documentos: la mayoría representa una pequeña parte de las emisiones, pero también hay economías más grandes como Corea del Sur y Argentina.

Debido a la pandemia, muchos gobiernos dijeron que no cumplirán con los plazos y ahora todas las miradas están puestas en la pospuesta reunión de la ONU sobre el clima (COP26), en Glasgow.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que "construir una coalición para la neutralidad de carbono para 2050 será el centro de la ambición de la ONU en 2021".

Le sugerimos: Energías fósiles deben reducirse 6% anual para limitar el calentamiento: ONU

Los defensores del clima esperan que China, el mayor emisor del mundo, mantenga la promesa del presidente Xi Xinping de lograr la neutralidad de carbono para 2060.

Estados Unidos tampoco presentó una nueva contribución, pero el presidente electo Joe Biden se comprometió a retomar este tema, pues es uno de los países que más emisiones genera. 

Las emisiones de CO2 generan graves impactos en las condiciones climáticas. 

De acuerdo a la ONU, sería necesario reducir las emisiones en un 7,6% anual entre 2020 y 2030 para limitar el calentamiento a 1,5°C, sin embargo, para muchos expertos este objetivo está lejos de cumplirse, pues no hay un verdadero compromiso por parte de los países y especialmente de los grandes contaminantes. 

Lo más grave es que el mundo se sigue calentando como consecuencia de la creciente emisión de gases de efecto invernadero, pues ni siquiera la pandemia logró que ests se redujeran lo suficiente en el año que acaba de terminar. 

*Con información de AFP