Desde el pasado 17 de octubre de 2020 y por un espacio de 10 días, se realiza el monitoreo de tiburones a través de cámaras trampa instaladas en las plataformas arrecifales de Cayo Bolívar y San Andrés en el Área Marina Protegida Seaflower. 

Según la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Coralina), este tipo de investigaciones les han permitido conocer, por ejemplo, la abundancia de tiburones que se registra en Serranilla, Albuquerque y Providencia, lo que les brinda la posibilidad de hacer seguimiento y trabajar en su protección. 

El trabajo, que se realizará de forma conjunta con Diego Cardeñosa, experto en tiburones de Florida International University y de la ong Colombia Azul, así como con la Gobernación del departamento Archipiélago a través de la Secretaría de Agricultura y Pesca. Estas iniciativas son clave también para dar cumplimiento a órdenes judiciciales tendientes a proteger estas especies.

Las autoridades ambientales y locales han venido trabajando en cumplimiento de una acción popular con Sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que ha permitido la protección de los tiburones, trabajo desarrollado de forma articulada con autoridades y órganos de control como la Procuraduría, la Gobernación, Armada Nacional, Policía Nacional, AUNAP, los ministerios de Medio Ambiente y Agricultura y la Fiscalía.

Le recomendamos: Refugio de tiburones Yuruparí–Malpelo, en peligro por pesca ilegal

Dadas las iniciativas tendientes a preservar las especies de tiburones, la entidad ambiental hace un llamado a los habitantes del sector y a la comunidad en general para que se abstengan de causar afectaciones a estos animales que son clave en estos ecosistemas marinos. 

El monitoreo a los tiburones se realizará durante 10 días. Foto: Coralina

"Invitamos a la comunidad no solo a proteger y conservar nuestra biodiversidad, sino a que denuncie actos que la afecten y se les recuerda que cada autoridad, en el marco de sus competencias, puede iniciar acciones Administrativas por presuntos delitos", indica la corporación ambiental.

La entidad asegura que hay sanciones aplicables por parte de diferentes autoridades por diferentes temáticas:

1. Infrigir el Código Nacional de Policía. 

2. Violar los usos permitidos en la Zonificación del Área Marina Protegida, no respetar los periodos de veda o generar afectación de los recursos naturales.

Le sugerimos: La bióloga colombiana que estudia los tiburones del planeta

3. Utilizar artes de pesca prohibidas en el Departamento y realizar actividades de pesca ilegal 

4. En caso de que se capture una persona en flagrancia, infringiendo la normatividad, se podrá decomisar no solo el material con el cual se infringe la ley, sino a su vez los vehículos, o bienes, por ejemplo: botes o similares.

El llamado de la coporación ambiental es a que las personas se ajusten a las normas y de esta manera se pueden evitar afectaciones no solo a las diferentes especies que habitan en la zona, sino que además los ciudadanos no tendrán que exponerse a pasar un mal rato por cuenta de sanciones y multas.