Las lluvias no cesan en gran parte de territorio colombiano y según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) persistirán durante los próximos meses, por cuenta de que el fenómeno de la Niña se mantiene entre un 90 y 95 por ciento y así permanecerá para lo que resta del año 2020.

Yolanda González, directora del Ideam, aseguró que esta situación provocará lluvias entre un 40 y 45 por ciento por encima de lo normal en gran parte del país. El ingreso de ondas tropicales en los próximos días también incrementará el volumen de las precipitaciones y aumentará la amenaza de crecientes súbitas en cuencas de alta pendiente e inundaciones, según el instituto.  

Ante ese panorama, el Ideam solicitó prestar especial atención a los ríos del país, ya que no solo las quebradas, los arroyos y canales se pueden desbordar, como ha venido sucediendo, sino también estos afluentes, pues muchos ya se acercan a los valores cercanos a las cotas de inundación o afectación. 

Le sugerimos: Los otros damnificados por la sequía del río Cauca

En el caso puntual del río Magdalena, el Ideam señaló que persistía la condición de niveles altos en gran parte de la cuenca media y baja del río Magdalena, situación que no solamente afectaba a esta corriente, sino también a gran parte de sus afluentes. Indicó que en el tramo entre Barrancabermeja (Santander), Puerto Wilches (Santander) y Gamarra (Cesar), así como entre El Banco y El Plato, los niveles se encontraban altos, por cuenta de que algunos de sus aportantes como el río Lebrija, Charta, Suratá y Playón, también lo estaban. 


El río Cauca registra un incremento de su caudal en la parte baja, tendencia que tiende a mantenerse. Foto: archivo/ Semana. 

En lo correspondiente al río Cauca, el Ideam explicó que hacia su parte baja, entre río Nechí y brazo de Loba, el caudal había aumentado en los últimos días por el incremento de los niveles de diferentes corrientes y afluentes, ocasionados, básicamente, por la saturación del suelo.  

El instituto pidió prestar especial atención en los municipios de San Jacinto de Cauca, Montecristo y en las poblaciones de Puerto Guamo, Villa Uribe y Puerto Regencia. 

Le recomendamos: ‘Aguas hambrientas’: ¿el nuevo capítulo de Hidroituango?

En cuanto al río Atrato, la entidad explicó que se mantenían niveles altos en su parte alta y media, lo que podría ocasionar desbordamientos de cauce en algunos de sus afluentes, tal y como ocurrió recientemente con río Andágueda, a la altura de Bagadó. "No se descartan incrementos en los ríos Quito, Andágueda, Cabí y Murrí, entre otros ríos aportantes a la cuenca alta y media del río Atrato", informó el Ideam. 

En lo referente al río San Juan, el instituto señaló que las lluvias de los últimos días en la cuenca alta que drenan hacia el Pacífico en el departamento del Chocó, se han mantenido constantes provocando crecientes súbitas e inundaciones al sur de esta región, causando afectaciones en los municipios de Nóvita y Sipí, riesgo que se mantendrá durante los próximos días. 


El Ideam advierte que el río San Juan seguirá aumentando su caudal. Foto: Armando Ortega. 

Los ríos que descienden de la Sierra Nevada de Santa Marta también registran un importante incremento de caudal, lo que podría causar desbordamientos como los sucedidos con los ríos Fundación y Sevilla ante el incremento súbito del nivel de los afluentes, mientras que en Riohacha (La Guajira) se reportan aumentos de caudal de los ríos Tapias y Barbacos que podrían provocar nuevas afectaciones como las generadas hace unos días en viviendas y cultivos por crecientes súbitas. 

El Ideam también repara sobre el aumento del nivel del río Meta por cuenta de las crecientes súbitas del río Guayuriba y sus afluentes, que se constituyen en unos de sus principales aportantes. Hacen especial énfasis en el río Negro, a la altura de Guayabetal, el cual ya ha causado inundaciones por el desbordamiento de las quebradas La Sarca y Alegría. 

Le puede interesar: Fallo de tutela reconoce al río Magdalena como nuevo sujeto de derechos

El instituto sugiere a las autoridades un monitoreo permanente en los ríos de alta pendiente, así como aconseja a los ciudadanos no acercarse a las márgenes de los ríos y no cruzarlos cuando se presenten lluvias fuertes

Recomienda al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo tomar las medidas preventivas ante los niveles actuales cercanos a las cotas de inundación y la tendencia al ascenso.

Actualmente, siete departamentos se encuentran en alerta roja por alto riesgo de derrumbes y crecientes súbitas. Se trata de Norte de Santander, Cundinamarca, Meta, Chocó, Caldas, Boyacá y Antioquia.