Estos mamíferos semiacuáticos endémicos de Australia y de la isla de Tasmania son difíciles de contar por sus hábitos nocturnos y su inquietud al sentir que alguien se acerca a su hábitat, sin embargo todo demuestra que su población está en un preocupante declive. 

De acuerdo con un informe realizado por investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur, la Fundación de Conservación Australiana, WWF y otras instituciones, al parecer hay una disminución del 22 por ciento de la superficie ocupada por los ornitorrincos en los últimos 30 años.

Asimismo, el texto proyecta una reducción continua de la población de ornitorrincos en el futuro, debido a las amenazas a las que se enfrenta su población, dentro de las que se encuentran el cambio climático que está acabando con los ríos, fuentes de agua esenciales para su supervivencia. 

“Se pronosticó que la población disminuirá aún más entre 4.4% y 13% para 2055, pero es probable que sea mayor”, indica el documento. 

Le recomendamos: El triste final de Pongo, una jirafa a la que le aplicaron la eutanasia

La preocupación por la desaparición de los ornitorrincos ya había sido manifestada a través de un artículo denominado Una puntada en el tiempo: impactos sinérgicos en el riesgo de extinción de la metapoblación de ornitorrincos, publicado en febrero del 2020. 

De acuerdo con este texto, si el cambio climático sigue empeorando, “la abundancia de ornitorrincos y la ocupación de la metapoblación disminuirán respectivamente entre un 47% y un 66% y entre un 22% y un 32% en 50 años. Esto provocaría la extinción de las poblaciones locales en aproximadamente el 40% del rango".

Foto: Getty Images.

La principal amenaza para esta especie es la falta de agua. El aumento en la frecuencia e intensidad de las sequías, acompañado de la urbanización que ha provocado el distanciamiento de las presas de agua de los ornitorrincos, los tiene en una situación vulnerable. 

Le sugerimos: Cinco razones por las que 2021 sería crucial en lucha contra el cambio climático

Por esto, para que estos animales icónicos no desaparezcan, activistas, científicos y académicos pidieron al gobierno de Australia que se reconozca al ornitorrinco como “vulnerable”. Australia Meridional (estado reconocido por su biodiversidad) ya lo clasificó como “especie en peligro de extinción”. 

De acuerdo con los expertos, otorgarle esta categoría a la especie haría que el gobierno aumentara iniciativas para su protección y supervisión. De igual forma, haría que las autoridades tuvieran en cuenta el hábitat de estos animales a la hora de dar luz verde a grandes proyectos urbanísticos. 

Un icónico que amenaza con desaparecer

Se trata de uno de los pocos mamíferos que son venenosos, pues los machos liberan un veneno desde sus patas que puede producir dolor en los humanos. 

Recientemente, se descubrió que su veneno contiene una hormona que podría ayudar a tratar la diabetes. 

El ornitorrinco, emblema animal del estado de Nueva Gales del Sur, es uno de los dos únicos mamíferos que ponen huevos. El otro es el equidna, un mamífero ovíparo cubierto de espinas, muy similar al erizo que se encuentra también en Australia. 

Una de sus características físicas que más sorprende a los científicos es la ausencia de estómago, pues su garganta lleva directamente a los intestinos. 

También: EN VIDEO: Así salvó un hombre con masaje cardiaco a un elefante bebé atropellado

Es un animal que vive en riachuelos y en ríos ubicados en lugares con amplia variedad de climas, que van desde zonas montañosas frías hasta selvas tropicales. 

Entre sus especies predadoras se encuentran los halcones, las águilas, las serpientes y la rata de agua australiana.