Los habitantes de los 313 municipios que reportaron desabastecimiento de agua durante el Fenómeno de El Niño que se registró entre el 2015 y 2016 no quieren volver a pasar por ese calvario. 

Desde entonces algunos alcaldes y la misma comunidad ha venido adelantando acciones para mitigar los riesgos y evitar que la sequía los llegue a afectar de forma tan dramática como hace tres años. 

Sin embargo, no todos han logrado adaptarse a la situación y por eso actualmente cerca de 117 de los 391 municipios susceptibles a sufrir de desabastecimiento de agua ya registran problemas, y se declararon en calamidad pública, según el Ministerio de Vivienda.  

Le puede interesar: El Niño duraría hasta abril generando desabastecimiento

Ante este panorama, el gobierno nacional estudia la opción de aumentar las tarifas del servicio para los usuarios que derrochen el líquido y sobrepasen los límites permitidos de consumo. La meta es incentivar el ahorro y desestimular el uso excesivo.

"Dependiendo de los pisos térmicos cada hogar tiene un promedio de agua registrada, tanto para consumo normal como complementario, y el derroche se mediría sobre este último ítem", indicó José Luis Acero, viceministro de Agua y Saneamiento Básico, quien informó que debido a la reducción de los caudales de los afluentes de los que se surten de agua cerca de ocho municipios del país ya habían declarado la calamidad pública por desabastecimiento, situación que los obliga a proyectar medidas y a activar sus planes de contingencia. 

Entre tanto, desde la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) informaron que ocho poblaciones de La Guajira, cinco de Córdoba, 20 de Bolívar y ocho del Atlántico presentan escasez crítica.  

Puede leer: Con heladas y sequías: así llegará el fenómeno de El Niño a Colombia

El Viceministro de Agua aseguró que en los próximos días quedaría en firme la resolución que reglamenta los castigos tarifarios para las personas que malgasten el agua. "En la medida que la sequía y el fenómeno de El Niño vaya tomando mayor fuerza, el desincentivo tiene que entrar en vigencia", dijo Acero. El funcionario recalcó que estas eran normas transitorias, las cuales ya habían sido utilizadas en el pasado fenómeno con resultados muy positivos frente a la reducción del consumo y el ahorro del agua.


El nivel de los embalses y ríos continúa con su tendencia a la baja. Foto: archivo/Semana. 

Acero señaló también que a partir de la próxima semana comenzará a ser implementada en varias instituciones educativas del país una cátedra que propenderá por el cuidado del agua y los demás recursos naturales de Colombia. 

"Esto complementará las campañas, que en conjunto con el Ideam, el Ministerio de Ambiente y la UNGRD, venimos implementando desde hace varios meses frente al ahorro del agua y energía. La idea es hacerlo diferenciado por regiones, pues los consumos son diferentes en cada zona y la idea es tener un target mucho más específico", manifestó. 

Le sugerimos: Época de heladas: Las zonas de Colombia en las que la temperatura podría llegar a los cero grados

Actualmente las reservas hídricas en el país se encuentran en un 60.93%, según las estadísticas que maneja XM, operador del Sistema Interconectado Nacional y administrador del Mercado de Energía Mayorista, con corte al 29 de enero, cifra que refleja una reducción en el nivel de los embalses comparado con los datos del 8 de enero de 2019, los cuales daban cuenta que las reservas se encontraban en 68,58%. 

El último reporte establece que la región hidrológica centro es la que registra los volúmenes más bajos, con 50,10%, mientras que Antioquia tiene los más altos con 78,48 %, seguido por Caribe (70,81%); Valle, (52.14%), y Oriente (51.98%). La tendencia es a la baja. 

Durante el fenómeno de El Niño de 2015 y 2016, 656 municipios del país estuvieron en riesgo de desabastecimiento de agua. Esta situación motivó a sus autoridades a activar planes de contingencia y medidas como el suministro de agua potable en carrotanques.