El 2020 se convirtió en el año más cálido, junto a 2016, confirmó este jueves la ONU, y el mundo se dirige hacia un "aumento catastrófico" del calentamiento en este siglo, augura su secretario general, Antonio Guterres.

Según una recopilación de cinco grandes bases de datos internacionales efectuada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), agencia de la ONU, 2020 iguala a 2016 como año más cálido en el mundo, todo ello durante una década de temperaturas récord.

Este calentamiento récord se ha logrado pese al enfriamiento causado a fin de año por el fenómeno oceánico natural de La Niña. En cambio, 2016 estuvo marcado por un fuerte episodio, El Niño, fenómeno oceánico natural que genera un alza de las temperaturas.

Le recomendamos: El planeta va hacia un calentamiento superior a los 3°C, pese a la pandemia

"Es extraordinario que las temperaturas de 2020 hayan sido prácticamente equivalentes a las de 2016, cuando en ese año asistimos a uno de los mayores calentamientos atribuidos a El Niño", subraya el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

"Es por lo tanto evidente que el cambio climático inducido por el hombre es ahora tan poderoso como la fuerza de la naturaleza", agrega.

Los incendios son cada vez más fecuentes por cuenta del calentamiento. Foto: AP

El episodio de La Niña, que se inició a fines de 2020, durará hasta mediados de este año. Sus efectos suelen acentuarse en sus últimos meses por lo que queda por ver en qué medida el enfriamiento producido por La Niña podría temporalmente frenar la tendencia general al calentamiento.

El año 2020 terminó con 1,25°C por encima del período preindustrial "y asistimos ya a fenómenos meteorológicos sin precedentes en todas las regiones y todos los continentes", destacó Antonio Guterres.

Y advirtió: "Nos encaminamos hacia un aumento catastrófico de la temperatura de 3 a 5ºC en el curso del siglo 21".

"Hacer las paces con la naturaleza es la gran misión de nuestro siglo. Debe ser la prioridad absoluta de cada uno, en todo el mundo" insistió el jefe de la ONU.

El Acuerdo de París tiene como objetivo mantener el calentamiento por debajo de +2°C, y si es posible en +1,5°C. Según la OMM, hay un 20% de posibilidades de que este aumento supere temporalmente los 1,5°C antes de 2024.

Efecto de las emisiones

La ONU ha advertido que la reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero por causa de la pandemia de la covid-19 tendrá un efecto "insignificante" y el mundo va hacia un calentamiento que está muy lejos de los objetivos del acuerdo de París, que recientemente cumplió cinco años.  

Las olas de calor ven en aumento, pero la conciencia de sus repercusiones aún no se evidencia. Foto: AFP

Para mantener la esperanza de limitar el calentamiento global a 1,5°C, se tendrían que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 7,6 por ciento por año, cada año desde 2020 a 2030, según la ONU.

Le sugerimos: Calentamiento global no se resolverá por el coronavirus, dice secretario de la ONU

Estas emisiones aumentaron en un promedio de 1,5 por ciento anual durante la última década, alcanzando un récord en 2019 (59,1 gigatoneladas, o miles de millones de toneladas, o +2,6% más que en 2018). 

El organismos multinacional advierte que la reactivación, tras el parón de la economía por el nuevo coronavirus, tendrá que ser muy ecológica para evitar lo peor.

Detrás de este sombrío panorama, la ONU espera que la pandemia sirva de lección y que el mundo ponga en marcha una verdadera "reactivación verde".

*Con información de AFP