Con el fin de contribuir a la mitigación del cambio climático y consolidar su meta de nutrir a un mundo más sostenible, Alpina anunció este año su meta de ser carbono neutro a 2022. ¿Qué implica esto? Que la compañía no solo trabajará para reducir su huella de carbono actual, sino que buscará neutralizarla completamente. 

Hasta el momento, a través de estrategias que incluyen el uso de energías limpias, la renovación de su flota, el cuidado de los recursos naturales y la optimización en procesos de logística y distribución, la empresa ha mejorado algunas de sus prácticas operativas. 

Los esfuerzos han dado frutos, pues Alpina ha logrado disminuir el consumo de energía de toda la compañía en un 9.5%, el equivalente al consumo de energía eléctrica de Sopó durante 14 meses. 

Empezando desde casa

En 2019, Alpina comenzó a operar de manera continua su planta de biogás, mediante la cual genera energía limpia por medio de la transformación de sus residuos. De esta manera, ha logrado suplir el 33% de la energía consumida en su planta en Sopó y ha podido disminuir en un 2% su huella de carbono total

En lo que se refiere al 2020, la empresa buscará seguir implementando proyectos de energía fotovoltaica en su operación. Como parte de esto, Alpina afirma que al finalizar este año todos sus patios exteriores de la Planta Sopó serán iluminados por paneles solares y que en los próximos años llevará esta tecnología a varias de sus sedes.

Transporte amigable con el medio ambiente

Teniendo en cuenta el tamaño de su flota de operación y su presencia en  todas las regiones del país, en el último año Alpina inició pruebas para evaluar el desempeño de vehículos usando diferentes tipos de combustible, como gas, diésel e híbrido. Además, la empresa adquirió 15 vehículos con tecnología Euro IV y concretó la compra de 6 vehículos a gas, con lo que espera disminuir un 8% en las emisiones de las operaciones logísticas primarias.

Si bien Alpina tiene esfuerzos destacables, como el uso de 10 vans refrigeradas con paneles solares, en 2019 la empresa inició la adquisición de 21 vans adicionales refrigeradas bajo esta tecnología. Esto representará un ahorro en el uso de las baterías y disminuirá la cantidad de residuos que la empresa dispone anualmente.

Ganadería sostenible

Consciente de que otro pilar para contribuir a la mitigación del cambio climático es la ganadería sostenible, Alpina ha venido adelantando esfuerzos en este ámbito. En julio de este año, la empresa firmó el Acuerdo Cero Deforestación y No Transformación de Páramos, a través del cual se compromete a trabajar de la mano de entidades públicas y privadas que comparten la voluntad de tomar acciones para en estos dos frentes. 

Pero este no es el único esfuerzo. La empresa también ha conseguido importantes logros de la mano de sus más de 3.800 ganaderos, como la implementación de buenas prácticas en las fincas para lograr una mayor productividad y reducir la presión sobre el uso del suelo. 

En 2019, por ejemplo, la empresa realizó más de 4.800 visitas técnicas, por medio de las cuales capacitó y acompañó a los productores de leche en distintos temas. Gracias a este esfuerzo conjunto, en los últimos cuatro años, los ganaderos que trabajan con Alpina han incrementado su nivel de productividad, pasando de 10.279 litros por hectárea al año, en 2015, a 12.096, en 2019.