Para 2021 la empresa Postobón se propuso un gran reto que impacta directamente en el medio ambiente: aprovechar cerca de 40.000 toneladas de material aprovechable, como vidrio, plástico, aluminio y Tetra Pak. 

Y es que la compañía es mucho más que refrescos, haciendo que la sostenibilidad sea un criterio de gestión clave. En ella, el escaño que ocupa la economía circular tiene una posición muy importante. 

“La economía circular es una nueva dimensión de la gestión ambiental que nos exige pensar en los materiales de manera diferente, usándolos de manera inteligente y racional, de modo que, desde el diseño, la producción, el empaque y etiquetado, la publicidad, la colocación en el mercado, la logística y el consumo, minimicemos el uso de recursos naturales y que, al revalorizar los residuos generados, se incorporen de nuevo al ciclo productivo”, asegura Martha Falla González, directora de Sostenibilidad en Postobón.

De esta forma, agrega, se procura que los envases y empaques no terminen en la basura, sino que puedan ser transformados o usados nuevamente, bajo la lógica de la circularidad

El programa de Economía circular de Postobón se viene estructurando desde hace tres años y ya se encuentra maduro y con resultados tangibles. Ha sido un proceso que no solo ha involucrado a los colabores de la compañía, sino también a los comercializadores, los recicladores y los ciudadanos en general, sean clientes o no de sus productos.

Este programa se enfoca en tres pilares, agrega José Jaime Restrepo, gerente Responsabilidad Extendida de Postobón. El primero es el diseño de envases y empaques con ciclo de vida, que usen menos materiales y garantizando su reciclabilidad.

Hoy, por ejemplo, cuentan con botellas de PET ultraligeras como las de Agua Cristal, que, además, es se hacen con otras botellas y son 100% reciclables. Las cajitas recicladas de Hit, Tutti Frutti y Mr. Tea, también las convierten en otros materiales, como mobiliario escolar. A hoy, se han hecho más de 33 mil pupitres y se han entregado en instituciones educativas públicas de 20 departamentos.

El segundo pilar es el desarrollo de estrategias que ayuden a aumentar volúmenes de materiales aprovechables. Actualmente, se tienen 26 programas de este tipo, con presencia en 10 departamentos, y que impactan de forma directa a 4.100 recicladores de oficio. 

Algunos de estos programas son: Recarga Verde en alianza con el Metro de Medellín; Movimiento Re en Barranquilla, Santa Marta y Cartagena, en alianza con otras empresas del sector; en Cali, ubicó el primer Punto Limpio gracias a alianzas entre diferentes empresas del sector privado; en Medellín, cuenta con Ruta Recicla, en alianza con Emvarias; Bogotá, Recicla con tu reciclador, iniciativa en conjunto con el Grupo Familia, y un nuevo programa de fortalecimiento a las Asociaciones de Recicladores de Oficio, llamado Faro, que impacta a más de 1.300 recicladores de oficio.

Por último, el tercer pilar es la comunicación pública con énfasis en educación y sensibilización a los consumidores por medio de campañas masivas. “De esa forma llegamos al consumidor, pues su papel es completamente relevante”, precisa Restrepo.

El recibimiento de los programas por parte de la ciudanía en general, puntualiza Martha Falla, ha sido muy positivo. “El consumidor exige que la empresa siempre esté en evolución y que los acompañe en las expectativas que tiene. Ahora, las personas son más sensibles a los temas de sostenibilidad, y este es un reto, un compromiso”, explicó. 

“Estamos convencidos de que la sostenibilidad es un imperativo de trabajo para el equilibrio entre la sociedad, la naturaleza y el desarrollo económico”. Por eso, separar correctamente los materiales aprovechables es poderoso, para asumir el compromiso con la economía circular, y por supuesto, con el mundo.

Metas

Postobón espera que en 2024 pueda reciclar el 50% del total de materiales de envases y empaques que pone en el mercado y para eso es clave que se fortalezca la cadena de aprovechamiento en el país. La compañía trabaja para incrementar los porcentajes de material PET reciclado en las botellas no retornables.

El programa de Economía Circular de Postobón cuenta con:

  • 26 Proyectos
  • 10 Departamentos impactados
  • 15 Ciudades donde hace gestión
  • 4.100 Recicladores directos beneficiados
  • 17 Alianzas con empresas y entidades