Una profunda investigación de estabilidad ambiental ha sido desarrollada por Fabricato. La compañía se encarga de buscar la integridad de los procesos para entregar las mejores telas, utilizando menos agua.

En la reserva forestal La García, ubicada a 20 kilómetros de la planta de producción, comienza el trabajo de cuidar el recurso hídrico. De las 300 hectáreas que tiene, 120 están destinadas a la conservación de especies forestales nativas y más de 140 son reforestadas periódicamente con diversas especies de árboles para mantener el equilibrio del ecosistema.

Hay 33 hectáreas de la reserva inundadas que conforman la represa La García. Aprovechando este recurso, se conduce el agua por una tubería de 646 metros de caída a la central hidroeléctrica, donde dos turbinas Pelton generan energía para suplir la demanda de los procesos de la planta.

La quebrada La Tatabrera es alimentada por el agua turbinada de La García. Parte de ella va al tanque desarenador, donde también llega el agua captada de la quebrada La Chiquita. Después de ser retirada la arena, se conduce desde la bocatoma a la planta de tratamiento, donde se cuenta con tres clarificadores, un sistema de control y laboratorio con sistemas de medición de caudal electromagnético. Se controlan también las variables operativas y de calidad para garantizar que las características del agua cumplan las especificaciones.

Hay tres tanques para el almacenamiento de agua suavizada y dos para agua clorada. De acuerdo al uso en los puntos de consumo, se le da utilidad industrial o doméstica, y se transporta hasta la planta de producción textil por medio de tres redes independientes. La represa generadora de energía,y la planta de tratamiento convierten a Fabricato en un consumidor que no compite con las necesidades hídricas de la comunidad.

En la planta el agua se utiliza tanto en procesos textiles de enfriamiento y generación de vapor, como para climatización, red contra incendios y consumo humano. Después de pasar por algunos de estos procesos, el recurso es recuperado y procesado en la planta de tratamiento de aguas residuales. Esta planta se especializa en la remoción de color y recirculación para procesos industriales.

Esto permite reducir la captación desde fuentes hídricas y disminuir el volumen de vertimientos a la empresa operadora de los efluentes de la ciudad. Este despliegue evidencia el interés de Fabricato por lograr altos estándares de uso eficiente de agua y energía, y disminuir la captación del recurso hídrico en el proceso textil.

RECONOCIMIENTOS AMBIENTALES

Reconocimiento Empresarial en Sostenibilidad año 2017 en categoría Líder. Área Metropolitana del Valle de Aburrá apoyado por el Centro Nacional de Producción MÁS Limpia.

Líder Progresa por alto desempeño ambiental, resolución 112-4888 del 15 de septiembre de 2017, otorgado por Cornare y evaluado por Icontec.

Reconocimiento caso exitoso eficiencia energética, resolución 112-4864 del 15 de septiembre de 2017, otorgado por Cornare y evaluado por Icontec.