Más de 53.000 hectáreas de vegetación se han perdido este año en los 2.968 incendios que se habían registrado en todo el país hasta el 31 de marzo, según la Dirección Nacional de Bomberos, entre los que se encuentran incluidos los de pequeña envergadura.  

Aunque la cifra difiere mucho con la que maneja la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), que es de 1.110 incendios de cobertura vegetal en 436 municipios, lo cierto es que en muchos casos el número de hectáreas quemadas pudo haber sido menor. 

¿Cuál es el problema? 

La primera temporada seca del año está terminando en el país y resulta increíble que aún el 80% de los 831 cuerpos de bomberos que existen Colombia no tengan convenios con las alcaldías, pese a que Ley 1575 de agosto de 2012 ordena a los mandatarios a garantizar este servicio público esencial.  

Esta situación genera que dichos organismos de socorro, en especial los 761 voluntarios, no puedan actuar contra las emergencias con toda su capacidad operativa, debido a las restricciones de movilidad o equipamiento que se les presentan. 

Le sugerimos: Incendios en Colombia prenden un nuevo debate

"Los cuerpos de bomberos generalmente salen a atender las emergencias que se registran, el tema es que no pueden ser tan eficientes como quisieran, ya que, por ejemplo, en ocasiones los vehículos no tienen combustible y, por lo tanto, no los pueden llevar. Esto hace que usen otro tipo de sistemas poco eficaces. A veces tampoco cuentan con el equipo de protección personal o la maquinaria para atender eventos misionales, razón por la cual los cuerpos de bomberos se vuelven un grupo de hombres y mujeres con buena voluntad que quieren servir, pero sin el soporte técnico que les brinda la maquinaria, el equipo y los vehículos", comentó Charles Wilmer Benavides Castillo, director Nacional de Bomberos de Colombia. 

El Capitán aseguró que según la ley, los municipios deben garantizar la prestación del servicio bomberil por intermedio de la creación de un cuerpo oficial que haga parte a la planta de la alcaldía, o a través de la celebración de convenios o contratos con los bomberos voluntarios existentes en la región. "Las alcaldías son la primera fuente de financiación de los bomberos voluntarios y nosotros no podemos suplir esa responsabilidad que ellos tiene con el territorio ni tampoco obligarlos a cumplir", explicó. 

Colombia cuenta con 831 cuerpos de bomberos, de los cuales 761 son voluntarios, 44 son aeronáuticos (aeropuertos) y 26 son oficiales (vinculados a las alcaldías directamente). 

Sobre el particular, la Procuraduría General de la Nación, había hecho un llamado a comienzos de marzo de este año para que los alcaldes y gobernadores adoptaran las medidas necesarias para reaccionar adecuadamente ante incendios que se podrían registrar en temporada seca

A través de la Directiva 005 de 2020, el jefe del órgano de control alertó a los mandatarios locales sobre la necesidad de garantizar la gestión integral del riesgo contra incendios, así como la atención de rescates y de incidentes con materiales peligrosos, para proteger la seguridad e integridad de los ciudadanos. Así mismo, instó a apropiar los recursos presupuestales necesarios y transferir de manera oportuna los rubros a los cuerpos de bomberos, de acuerdo con las condiciones de los contratos o convenios firmados en cada caso.


En Colombia cerca de 19.000 hombres y mujeres hacen parte de los cuerpos de bomberos. Foto: Dirección Nacional de Bomberos. 

De hecho, el procurador Fernando Carrillo Flórez les solicitó a los gobernadores apoyar técnica y económicamente a los municipios con menos de 20.000 habitantes, mediante la creación y financiación de los fondos departamentales de bomberos, para garantizar la prestación continua del servicio en esas poblaciones.

Peticiones que no fueron atendidas por la mayoría de alcaldes. Ahora se espera que el delegado para asuntos bomberiles de la Procuraduría estudie cada uno de los casos y adelante las acciones a las que haya lugar

Le recomendamos: Procurador instó a mandatarios locales a apoyar a los bomberos para enfrentar ola de incendios

"Nosotros queremos hacer un trabajo articulado y generar alianzas estratégicas, pero los alcaldes deben entender que como responsables de la prestación del servicio tienen que apropiar recursos en su presupuesto, además los departamentos deben tener fondos con una fuente de financiación que les permita tener recursos y así cofinanciar o aportarles a los municipios que no pueden tener todo lo que se requiere. Lo propio hacemos desde la dirección nacional con el fin de complementar esos esfuerzos", recalcó el Capitán Benavides, quien indicó que para este año cuentan con un presupuesto de 35.000 millones de pesos. 


Los bomberos municipales requieren del apoyo de las alcaldías y gobernaciones para poder brindar el servicio de forma eficiente. Foto: Dirección Nacional de Bomberos. 

Con la emergencia sanitaria que vive el país por cuenta del coronavirus y teniendo en cuenta que la temporada de lluvias se avecina, es importante poder que los mandatarios locales firmen lo antes posible los convenios. "La mayoría de cuerpos de bomberos están realizando actividades de apoyo en el marco de esta emergencia, a partir del lavado y desinfección de lugares, entrega de ayudas y tomas de temperaturas, entre otras actividades. No solo actuamos ante incendios o rescates y es importante que se entienda", apuntó.  

Otras necesidades

A la falta de maquinaria y equipos, se suma la deficiencia en las estaciones. Un buen porcentaje de los cuerpos de bomberos del país no cuentan con lugares aptos, que cumplan con las condiciones necesarias para funcionar. 

"La mayoría de municipios del país son de sexta categoría y no cuentan con presupuestos muy grandes, por lo que los bomberos son ubicados en oficinas de coliseos o de los centros de salud, o en algunos espacios de los salones comunales, es decir, en sitios que no cumplen con las condiciones para ser una estación", explicó Benavides. 

El director nacional de bomberos aseveró que aún más preocupante es que hay muchas poblaciones en las que los bomberos no tienen ni siquiera un lugar de encuentro. "A veces se reúnen en la casa del comandante o de alguno de los voluntarios", dijo. 

Lea también: Faltan bomberos para apagar tantos incendios en Colombia

Adicionalmente, los bomberos vienen luchando para poder acceder al sistema de riesgo laborales como cualquier otro trabajador. "La idea es que cuando un bombero esté atendiendo una emergencia pueda contar con un seguro que le cubra el tema de riesgos laborales en caso de que resulte lesionado", afirmó. 

Por otro lado, ley 1505 de 2012, que le otorgaba estímulos a los voluntarios de la Defensa Civil, de los Cuerpos de Bomberos de Colombia y de la Cruz Roja Colombiana, no ha sido todavía reglamentada, motivo por el cual los integrantes de estos organismos de socorro no han podido aún acceder a los beneficios en seguridad social, educación y vivienda que establecía la norma.  

"Estamos trabajando para que exista la posibilidad de que los bomberos, después de cierta edad, puedan acceder a una pensión por vejez", mencionó.