La Autoridad Nacional de Licencias Ambintales (Anla) le pidió a las Empresas Públicas de Medellín (EPM) realizar un estudio sobre los impactos adversos que trae la operación continua del vertedero del proyecto Hidroituango al río Cauca.

El objetivo es determinar los efectos sobre este afluente en sus componentes físicos, bióticos y sociales, razón por la cual el monitoreo deberá adelantarse a partir del 8 de febrero del 2019 y durante mínimo un año. Así mismo, se debe actualizar el protocolo de acción frente a la puesta en operación de la estructura del vertedero.

La Anla también le pidió a esta compañía presentar un análisis de los resultados de la calidad del agua en el río y de las ciénagas que lo conforman antes, durante y después del cierre de las compuertas de aducción 1 y 2, así como un informe relacionado con la recolección de residuos vegetales (buchón y otras plantas acuéferas invasivas) sobre el río Cauca, aguas arriba del sitio de presa, al igual que la ubicación geográfica de las zonas de depósitos de material de excavación, en un plazo no mayor a los 15 días. 

Le sugerimos: Hidroituango: una cadena de decisiones cuestionables

Adicionalmente, la autoridad ambiental le exigió a la empresa reforzar las acciones y las medidas de extracción de plantas macrófitas, tal y como quedó plasmado en el plan de monitoreo y seguimiento, con relación al área de ocupación de las mismas en el espejo de agua del embalse que se viene registrando desde el último semestre de 2018.

Estos son algunos de los 55 requerimientos que deberá entregar EPM a la Anla, algunos en los próximos días y otros varios meses después. Sin embargo, estos se suman a los 1.500 que se les han impuesto a los constructores de Hidroituango.

Tras la visita que hizo un equipo de expertos de la Autoridad Ambiental, entre el 12 y el 22 de marzo del presente año, se dieron a conocer las peticiones en el marco de la cuarta reunión de seguimiento a la contingencia. Sobre estos requerimientos no cabe el recurso de reposición.

Le recomendamos: Más de 300 denuncias persiguen a Hidroituango

Jorge Londoño de La Cuesta, gerente general de EPM, dijo que el vertedero no puede funcionar indefinidamente. "Lo que estamos buscando rápidamente es que el proyecto logre evacuar agua como estaba originalmente diseñado, es decir, que buena parte del líquido que evacua el proyecto sea a través de las unidades de generación”.

La empresa, a su turno, ha venido informando a través de sus redes sociales las acciones que han adelantando para cumplir con los requerimientos de la Anla.

"En materia ambiental hemos rescatado y liberado 64.528 individuos en el embalse del , velando así por la conservación de la biodiversidad y los ecosistemas", infomó EPM en Twitter.