Entre el 14 al 21 de septiembre la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) tenía previsto realizar la segunda visita técnica al proyecto de extracción de minería subterránea denominado Quebradona en el municipio de Jericó (Antioquia), en el marco del proceso de evaluación de la licencia ambiental al proyecto. 

Sin embargo, intempestivamente la entidad decidió suspender de forma temporal esta inspección, que resulta clave porque a partir de esta se profundizaría en los aspectos ambientales y sociales presentados por la empresa sudafricana AngloGold Ashanti en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA). En otras palabras, se entraría establecer la veracidad de los informes entregados por la multinacional que está solicitando la licencia ambiental y los cuales han sido fuertemente cuestionados no solo por quienes se oponen al proyecto, sino hasta por las cajas de compensación familiar. 

Le sugerimos: Estudios técnicos ratifican inviabilidad de proyecto minero en Jericó

Un estudio contratado por Comfama, que adelantaba en la zona la construcción de un parque ecoturístico, advirtió, por ejemplo, que existían inconsistencias en el EIA presentado por AngloGold Ashanti a la Anla, al considerar que esta iniciativa minera podría generar graves impactos a perpetuidad para el suroeste de Antioquia como la reducción y posible contaminación de sus fuentes de agua, la devastación del paisaje, la reducción de su fauna y flora y la destrucción de su tejido social y de las vocaciones de sus comunidades.

En el informe también aseguran que las afectaciones podrían ser mayores por cuenta del cambio climático, aspecto que la multinacional no tuvo en cuenta en las modelaciones del EIA

La suspensión temporal de la visita tomó por sorpresa a varios sectores. Para algunos la noticia fue recibida con agrado y para otros deja un sinsabor, pues temen, entre otras cosas, que el proceso quede en manos de un nuevo director que quizá esté a favor del proyecto. 

La Anla basó su decisión en la prevención del contagio del coronavirus. "En aras de ser responsables con la salud de los habitantes de los municipios de Támesis, Jericó y Fredonia, todos los profesionales del equipo evaluador recibieron la instrucción del grupo de Gestión Humana, Seguridad y Salud en el Trabajo de la Anla, de reprogramar la visita hasta tanto no se tengan los resultados de la prueba RT-PCR para el nuevo coronavirus", señaló la autoridad a través de un comunicado. 

Le puede interesar: Anla debe realizar audiencia pública para licencia ambiental en mina de Jericó

La entidad informó, además, que la nueva fecha de la visita se dará a conocer una vez mejoren las condiciones de bioseguridad del equipo técnico de la Anla. De esta forma, se proseguiría con el cumplimiento del compromiso adquirido con las comunidades del área de influencia y se continuaría con el proceso de evaluación de la licencia, explicaron desde la autoridad. 

Hasta ahora no se ha fijado la reprogramación de la inspección, no obstante, los grupos ambientalistas y las veedurías 
que han estado al tanto, hacen un llamado a la ciudadanía a estar atentos a los movimientos que tenga el proceso. Adicionalmente, han venido denunciando a través de redes sociales sobre el retiro arbitrario de unas banderas que habían instalado en rechazo del proyecto Quebradona. 

A debate en el Congreso 

Por otro lado, el senador Jorge Enrique Robledo dio a conocer que para el próximo martes 22 de septiembre fue citado un debate de control en la Comisión Quinta del Senado en el que se abordarán dos de los proyectos de megaminería que se quieren establecer en el país: Quebradona, de Anglo Gold Ashanti, en Jericó (Antioquia), y Soto Norte, de Minesa, en inmediaciones al Páramo de Santurbán, en Santander. 

La actividad tendrá lugar a partir de las 9:00 de la mañana