Desde este miércoles, y al menos por los próximos tres días, en los colegios y calles de Medellín los niños no podrán jugar al aire libre. La razón es que la ciudad entró en una fase crítica de contaminación atmosférica, luego de que 12 de las 18 estaciones de monitoreo se marcaran con color rojo. La capital de Antioquia entró en alerta roja ambiental

Le recomendamos: Medellín: vuelve y juega la contaminación del aire

Esto quiere decir que hay tantas partículas contaminantes que el aire se hace dañino para la salud. Por eso, además de los niños, lo recomendable es que las mujeres embarazadas, los adultos mayores, los deportistas y las personas con enfermedades cardiacas y respiratorias permanezcan bajo techo y estén protegidos.

Además de la advertencia a estos grupos sensibles, las autoridades ambientales de la ciudad endurecieron las restricciones a la circulación de vehículos y a la operación de ciertas empresas. Desde este miércoles -y en principio hasta el próximo viernes- el pico y placa ambiental aumentará de cuatro a seis dígitos y las industrias que emitan gases a la atmósfera tendrán un límite más estricto.

Dos semanas duras

De acuerdo con el secretario de Ambiente de Medellín, Sergio Orozco, las próximas dos semanas serán las más críticas en el aspecto metereológico. Esto de acuerdo a los pronósticos del Sistema de Alertas Tempranas (Siata), que muestran que en los próximos días no variarán las condiciones atmosféricas en el Valle del Aburrá.

Le puede interesar: Medellín sufre un problema crónico de contaminación

Como explica la subdirectora Ambiental del Área Metropolitana, Maria del Pilar Restrepo, en esta época se presenta una fase de estabilidad atmosférica en los que hay poca radiación y alta nubosidad, lo cual hace que las partículas contaminantes se mantengan concentradas y no se dispersen.

El pasado 21 de febrero, las autoridades ya habían declarado el estado de prevención por cuenta de la contaminación del aire. A pesar de las medidas que se tomaron en ese entonces, este martes la situación se agravó y la ciudad entró en alerta. El próximo viernes se conocerá si estas nuevas decisiones cumplieron su propósito y volverá a ser seguro caminar al aire libre.

Recomendaciones a la ciudadanía

Utilizar el Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá, SITVA.

Compartir el vehículo con otras personas.

Evitar el uso del vehículo particular y la moto para trayectos cortos.

Utilizar los paraderos de buses autorizados para no obligar a los conductores a detenerse en cualquier sitio.

Planear el recorrido para hacer más cosas en un solo viaje.

Hacer uso del teletrabajo.