Tras dos días en estado de alerta por la elevada contaminación en el aire, Medellín respira un poco mejor y regresa al estado de prevención. Los reportes del Sistema de Alertas Tempranas de la ciudad indicaron que la concentración de partículas en la atmósfera es aceptable, y por tanto se pueden relajar las restricciones vehiculares que entraron a operar desde el miércoles.

Así, desde este viernes la ciudad regresó a las medidas contempladas para el estado de prevención: pico y placa ambiental los sábados, restricciones de 4 dígitos para automóviles particulares y camiones y de 2 dígitos en 2 y 4 tiempos para las motos. Por ahora, estas medidas se extenderán hasta el 7 de abril cuando las autoridades esperan que las condiciones metereológicas mejoren en todo el Valle del Aburrá.