Ni el confinamiento obligatorio por el coronavirus ha frenado a la minería ilegal en Colombia. A los recientes operativos en el departamento de Antioquia por parte de las tropas del Ejército Nacional, ahora se suma el desmantelamiento de un frente de explotación ilícita en Tolima.

En la vereda Santa Marta Diamante, ubicada en el municipio de Coyaima, las fuerzas militares, policivas y autoridades ambientales y de control, encontraron a 28 personas realizando la exploración ilícita de oro y desacatando las medidas nacionales para prevenir que la covid-19 siga su curso, por lo cual fueron capturadas en flagrancia.

Los 28 capturados quedaron en manos de la Fiscalía General de la Nación. Foto: Ejército.

En el operativo se intervinieron cinco unidades de producción ilegal con 10 socavones, dos motobombas y dos plantas eléctricas, maquinarias avaluadas en más de 49 millones de pesos, “recursos utilizados por los grupos delincuenciales organizados de la zona para sus economías ilícitas”, dijo Eliécer Suárez, comandante del batallón de operaciones terrestres del Ejército.

Le puede interesar: Desmantelan unidad minera del grupo delincuencial Los Chatas en Antioquia

Los 28 capturados habían destruído más de cuatro hectáreas de bosque y contaminando el afluente de la quebrada Doyare, que surte de agua al río Saldaña. “En este sitio se extraían aproximadamente 9.000 gramos de oro mensualmente, lo que representaría un valor cercano a los 1.500 millones de pesos mensuales”, anotó Suárez. 

Más de cuatro hectáreas de bosque y una quebrada recibieron los impactos de este frente minero. Foto: Ejército.

Los capturados fueron dejados a disposición de la Fiscalía 46 del municipio del Guamo, donde serán juzgados por el delito de explotación de yacimientos mineros y otros materiales. El Ejército indicó que estas personas arriesgaron la salud de los habitantes de la zona que utilizan el agua.

Le puede interesar: La minería ilegal no baja la guardia en Antioquia durante la cuarentena

El operativo fue liderado por la Sexta Brigada, División de Asalto Aéreo y Brigada contra la Minería Ilegal del Ejército Nacional, con el apoyo de la Fuerza Aérea, Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación y Cortolima.

La minería ilegal es considerada uno de los principales motores de la deforestación en Colombia, una actividad que cercena los árboles para construir los frentes mineros y contamina los recursos agua y suelo con elementos como el mercurio.

La minería ilegal no ha parado durante los días de la cuarentena. Foto: Ejército.