;
AFP

Chile se suma a la sesentena de países en el mundo que han tomado medidas para reducir la contaminación producida por los 10 millones de bolsas que se consumen cada minuto.

Desde este viernes y hasta que se venza el plazo de adecuación de seis meses, el gran comercio chileno podrá entregar "un máximo de dos bolsas plásticas de comercio a los consumidores, por cada compra que realicen", dice el texto de la ley.

Cumplida esa fecha, la prohibición será total para supermercados, farmacias y otros grandes comercios, mientras que en los almacenes pequeños o de barrios la normativa entrará en vigor en dos años más a partir de la publicación este viernes de la ley en el Diario Oficial. 

Le sugerimos: Las novedosas bolsas "plásticas" que se disuelven en agua

La legislación excluye a los envases primarios de alimentos "que sean necesarios por razones higiénicas o porque su uso ayude a prevenir el desperdicio de alimentos".

Se establece, además, una multa de 370 dólares por cada bolsa de plástico entregada para quienes incumplan la ley en todo Chile, donde según datos del gobierno se producen cada año 3.200 millones de bolsas plásticas.

"Una bolsa plástica toma segundos en producirse, se utiliza menos de 30 minutos, desde el supermercado a la casa, y después se demora 400 años en biodegradarse. Es decir, por un minuto, o por unos minutos, después la naturaleza sufre el efecto de la bolsa plástica por más de 400 años", dijo este viernes Piñera.

Puede leer: Bolsas biodegradables hechas con resinas de yuca

Un 90% de ellas termina en vertederos o en el mar, donde son consumidas por aves y peces.

"No podemos seguir por ese camino y por esta razón, Chile se está convirtiendo en el primer país de América Latina y uno de los primeros países del mundo en decirle chao a las bolsas plásticas", agregó el mandatario al promulgar la iniciativa en el céntrico paseo Ahumada de Santiago.

Cambiar la cultura de vida

Al terminar la ceremonia, Piñera repartió bolsas de tela a los transeúntes, un objeto que desde ahora se tendrán que volver a acostumbrar a usar los chilenos. 

También tendrán que buscar otras formas para contener la basura doméstica, que hoy la mayoría empaca en las bolsas que les entregan en los supermercados. Una práctica "tremendamente inapropiada, porque se rompen con mayor facilidad y no cumplen con la función de trasladar los residuos a los rellenos sanitarios", explicó a la AFP la ministra de Medioambiente, Marcela Cubillos.

En Chile, además, sólo un 4% de los 17,5 millones de sus habitantes recicla.

"Lo que queremos hacer es muy simple: queremos cambiar la cultura de vida de los chilenos", agregó Piñera.

Le recomendamos: Reciclar ya no es complicado

La iniciativa chilena es pionera en América Latina, una región que lidera según la agencia ONU Medio Ambiente "medidas audaces contra las bolsas plásticas".

Además de Chile, Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Colombia, Costa Rica y Panamá han implementado medidas de lucha contra las bolsas de plástico.

De acuerdo a los datos de la ONU, se consumen 5 billones de bolsas de plástico en el mundo al año, la mayoría hechas de polietileno, un derivado del petróleo que demora cerca de 500 años en biodegradarse. Cada año se vierten en el océano 13 millones de toneladas de plásticos.