El Tribunal Superior de Bogotá citó entre el 15 de octubre y 12 de noviembre a 94 entidades nacionales y regionales para que le expliquen qué han hecho y qué acciones vienen adelantando para dar cumplimiento a las órdenes impartidas por la Corte Suprema de Justicia en la sentencia histórica que declaró a la Amazonia como sujeto de derechos y ordenó al Gobierno Nacional a crear mecanismos concretos para frenar la deforestación, enfrentar el cambio climático y, de esta forma, proteger a las generaciones futuras.

Por medio de un auto el Tribunal citó a la Presidencia de la República a responder, al igual que a los ministerios de Ambiente, Hacienda, Cultura, Interior, Agricultura y Defensa, así como a la Corporación Autónoma Regional de la Amazonia, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena, Cormacarena, y la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y el Oriente Amazónico, CDA.

Le sugerimos: 

También llamó a los estrados al Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam y a los representantes de las gobernaciones y varios municipios de los departamentos de Meta, Vichada, Putumayo, Cauca y Nariño para que, de primera mano, brinden información sobre lo que está ocurriendo en sus territorios con respecto a la deforestación.

"Invitamos a toda la comunidad a que sean veedores de este proceso y a que entendamos que la Amazonia es de todos y todos somos accionantes. Tenemos que volver a la Amazonia un tema central en nuestro país", mencionó Yurshell Rodríguez, integrante del grupo de 25 niños y jóvenes que interpusieron la primera tutela en Latinoamérica frente al cambio climático y las generaciones futuras. 


El grupo de 25 niños y jóvenes que interpusieron la acción de tutela están solicitando a los centros de investigación, organizaciones de jóvenes, científicos y miembros de la sociedad civil que tengan información valiosa sobre la deforestación en la Amazonia, a que la presenten ante el Tribunal. Foto: Guillermo Torres/Semana.

Por su parte, el Centro de Investigación-acción para los Estudios Jurídicos y Sociales Dejusticia, celebró la decisión del Tribunal de activar este mecanismo de seguimiento a las órdenes de la sentencia de la Amazonia (STC 4360-2018), las cuales- según esa organización- vienen siendo incumplidas, casi en su totalidad, por el Gobierno.

"Consideramos que este tipo de acciones son muestra de que algunos tribunales del país se están comprometiendo como veedores de los procesos de implementación de los fallos de las altas cortes. Un ejemplo de ello son las audiencias públicas que han sido citadas por tribunales como el Administrativo de Cundinamarca, en el caso sobre la descontaminación del Río Bogotá, y el Superior de Riohacha, en el caso de la desnutrición de niños y niñas Wayúu, y que han venido acompañadas de efectos positivos", afirmó Dejusticia. 

Lea también: Más allá del sector ambiental, ¿qué pasa y a quién le importa la deforestación en la Amazonia?

Para esa organización civil estas audiencias se constituyen en un escenario único y plural en el que es posible escuchar, en un mismo lugar, a todos los actores implicados. Adicionalmente, permiten ampliar el panorama y el conocimiento, al ser escuchadas varias voces. "Las audiencias han demostrado ser un mecanismo efectivo para aumentar la eficiencia de la implementación de las órdenes, pues las autoridades demandadas, tanto a nivel nacional como local, están más dispuestas a avanzar en sus cumplimientos cuando saben que los tribunales están vigilantes", sostienen. 

Las personas, entidades y organizaciones interesadas en intervenir en las audiencias tienen plazo hasta el próximo 18 de septiembre para presentar sus propuestas ante el Tribunal Superior de Bogotá. Deben diligenciar un formulario en que se les pedirá indicar qué información tienen sobre la deforestación en la Amazonia colombiana y enlistar algunas propuestas para solucionar la problemática

Le recomendamos: Deforestación: ¿una política de ocupación del territorio?

"Este es el momento para actuar frente al cuidado de la Amazonia. Mientras la selva brasileña se consume rápidamente por incendios —que estarían ligados a la ampliación de fronteras agrícolas y ganaderas — en Colombia el fallo de la Corte nos está entregando una oportunidad de actuar. Sus órdenes y la declaratoria de la Amazonia como sujeto derechos son una invitación a comprender las conexiones que existen entre la selva y cada uno de los municipios colombianos y a replantearnos la manera como venimos proyectando el ordenamiento territorial y el desarrollo del país. Esta visión de desarrollo no puede seguir desligada de la protección de ecosistemas estratégicos como el Amazonas, ni de la mitigación de los efectos del cambio climático y sus efectos sobre la calidad del aire que respiramos, el agua que tomamos y el bosque que nos alimenta", expresaron desde Dejusticia. 

Esa organización finalizó señalando que "todos podemos ser veedores y participar de este proceso: informándonos sobre lo que ocurra en las audiencias, opinando, compartiendo información, transformando nuestros hábitos por rutinas más conscientes, uniéndonos a esta conversación".