Durante las últimas semanas, las lluvias han manifestado su fuerza en varios sitios del país. En el municipio de Codazzi, Cesar, un aguacero de 12 horas causó inundaciones en 25 viviendas del barrio Seis de Marzo, sitio que, según sus habitantes, quedó prácticamente bajo el agua. 

Bogotá amaneció hoy bajo el dominio de las lluvias, un panorama que, al parecer, se extenderá en gran parte del territorio nacional. Según el Ideam, las condiciones nubosas predominarán en la mayoría del territorio nacional, con lluvias en áreas de la región Caribe, especialmente en cercanías a al litoral, y en zonas del litoral Pacífico, Cundinamarca, Meta, los santanderes, centro y oriente de Amazonia y los piedemontes llaneros.

Así quedó un barrio del municipio de Codazzi (Cesar), luego de un aguacero de 12 horas. Fotos: @Por_tada.

“En el transcurso de las últimas horas se han mantenido las condiciones nubosas en gran parte del país. Cabe destacar lluvias con actividad eléctrica en el Caribe, norte de la zona Andina y en Meta, Cundinamarca, Boyacá, santanderes, Amazonia y litoral Pacífico. Se mantienen vigentes alertas por tiempo lluvioso en el centro y occidente del mar Caribe y en el Pacífico colombiano”, cita el más reciente reporte sobre las condiciones meteorológicas de la entidad.

Le puede interesar: Chocó y Norte de Santander, las nuevas víctimas de la deforestación en Colombia

El Ideam declaró en alerta roja por lluvias en varias zonas de la Orinoquia y la Amazonia, como la parte media y baja del río Meta, el tramo comprendido entre los municipios de Puerto Gaitán y La Primavera en Casanare, Paz de Ariporo, La Primavera e Inírida en Guainía.

Varios municipios de Chocó, Antioquia, Córdoba, Cauca, Valle del Cauca, Santander, Casanare y Arauca cuentan con alertas naranja, es decir una presencia del fenómeno. Las alertas amarillas, que indican un aviso para las entidades y la población, están en casi todo el territorio nacional.

Posibles derrumbes

“Debido al aumento de las precipitaciones en los últimos días se presenta saturación de humedad en los suelos, ocasionando probabilidad alta, moderada y baja de ocurrencia de deslizamientos de tierra en algunos municipios de los departamentos de la región Andina, Amazonia, Caribe, Orinoquia y Pacífico”, advierte el Ideam.

Le puede interesar: ¡Ojo! Lluvias y vientos incrementarán en los próximos días

Más de 500 municipios del país cuentan con alertas por deslizamientos: tres alertas rojas en Chocó, Huila y Valle del Cauca; 65 naranjas en Antioquia, Caldas, Cauca, Chocó, Cundinamarca, Huila, Meta, Nariño, Risaralda, Santander y Tolima; y 438 amarillas en 24 departamentos.

Este es el panorama de los municipios que pueden presentar derrumbes por las lluvias. Fuente: Ideam.

Pese al aumento de las lluvias, aún se presentan condiciones de alerta por incendios de la cobertura vegetal en varios sectores de las regiones Caribe y Andina”, dice el Ideam. 15 municipios están en alerta: uno en roja (La Guajira), cinco naranja (La Guajira, Nariño y Norte de Santander) y nueve en amarilla (La Guajira y Norte de Santander).

Gonzalo pierde fuerza

La tormenta tropical Gonzalo continúa desplazándose desde el occidente del océano Atlántico tropical hacia el mar Caribe, con una velocidad estimada de 16 nudos (30 kilómetros por hora).

“Dadas la ubicación y características recientes de la tormenta tropical, no se estima una afectación directa sobre el territorio nacional. Sin embargo, es posible que durante los próximos días los rezagos de este sistema aumenten las precipitaciones, acompañadas en algunos casos de tormentas eléctricas y vientos fuertes en sectores de las regiones Caribe, Pacífica y en el norte de la Andina y Orinoquia”, informó el Ideam.

Algunas de las zonas críticas por lluvias en Colombia. Fuente: Ideam.

La entidad advierte que el viento y oleaje pueden registrar algunos cambios en el área marítima, “razón por la cual se sugiere a los pescadores y usuarios en general, consultar a las Capitanías de Puerto antes de zarpar. Hay que tomar las medidas preventivas ante la posibilidad de incremento de la amenaza por deslizamientos de tierra y crecientes súbitas en zonas de alta pendiente”.