Los gases hidrofluorocarburos (HFCson compuestos formados por átomos de cloro, flúor, hidrogeno y carbono. Están considerados como la tercera generación de gases refrigerantes fluorados (GF) y fueron desarrollados como la alternativa más ecológica a los clorofluorocarbonos (CFC) y hidrofluorocarburos (HCFC), al tener un potencial de agotamiento de ozono (PAO) igual a cero.

Son utilizados como agentes que producen frío y como gases propulsores en los aerosoles. En la actualidad son empleados en aires acondicionados, sistemas refrigerantes, espumas de poliuretano, solventes, aerosoles y para la extinción de incendiosNo obstante, la presencia de flúor en su composición provoca que al ser emitidos se comporten como un gas de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global. 

Por esa razón, cerca 150 países han firmado acuerdos para su eliminación progresiva del mercado, pues estos gases tienen valores de potencial de calentamiento global (PCG) elevados, pese a que no tienen Sustancias Agotadoras de Ozono (SAO). 


Los sistemas de refrigeración y los aires acondicionados emplean los gases hidrofluorocarbonos que, aunque no causan daño en la capa de ozono, si provocan efecto invernadero. Foto: archivo / Semana. 

Colombia es una de las naciones vinculadas a pactos internacionales que propenden por la reducción de emisión de gases contaminantes a la atmósfera. Desde 1993, el país hace parte del Protocolo de Montreal, un tratado ambiental internacional vigente desde el 1 de enero de 1989, que se basa en la protección de la capa de ozono y establece la eliminación del uso de sustancias que agotan la capa de ozono. 

La Enmienda de Kigali, que es la más reciente actualización del Protocolo de Montreal, fue adoptada el 15 de octubre de 2016 y entró en vigor el primero de enero de 2019. 

Le sugerimos: Colombia se propone reducir 51% los gases de efecto invernadero a 2030

En Colombia, la Corte Constitucional acaba de declarar exequible, es decir, que se ajusta a la Constitución Política del país, la Ley 369 de 2019 que aprobó la ratificación de este dicha Enmienda, a través de la cual se proyectaba reducir 105 millones de toneladas de dióxido de carbono en el mundo y, de esta forma, evitar el aumento de la temperatura media del planeta. 

“Con esta Enmienda se agregan a la lista de sustancias controladas por el Protocolo los hidrofluorocarbonos (HFC), que no son SAO, pero sí Gases de Efecto Invernadero (GEI) que tienen un alto impacto en el calentamiento global. De ahí que sea tan importante para el país esta decisión de la honorable Corte”, indicó Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente.

De esta manera, el país se sumará a esta nueva iniciativa global que ya han ratificado 113 países, gracias al concepto emitido por la Corte Constitucional. La meta de las naciones comprometidas es evitar que la temperatura del planeta aumente 0.5 grados al año 2100.

Le recomendamos: La hoja de ruta de Bogotá para disminuir sus gases de efecto invernadero a 2050

“Esto permitirá acceder a recursos técnicos y financieros a través del Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal, y avanzar en la implementación de los compromisos de reducción del consumo de los hidrofluorocarbonos en el país", expresó el ministro.

Para el Ministerio, la ratificación y entrada en vigor de la Enmienda de Kigali en el país, plantea oportunidades para la industria al enfrentarse a la búsqueda de producción más limpia con un uso más eficiente de la energía.


Los gases efecto invernadero provocan el calentamiento de la Tierra. Foto: archivo /Semana. 

"El Gobierno nacional trabajará con todos los sectores en la sustitución progresiva de los gases hidrofluorocarbonos (HFC) y en la inclusión de nuevas tecnologías y equipos que minimicen el consumo energético", informaron desde el Ministerio de Ambiente. 

“Colombia se ha trazado un camino claro hacia el uso de sustancias que no agoten el ozono y reduzcan el impacto sobre el clima del planeta. La implementación de la Enmienda de Kigali estará alineada con las acciones para contrarrestar el cambio climático. La reducción en el consumo de hidrofluorocarbonos contribuirá al cumplimiento de las metas de mitigación de los Gases de Efecto Invernadero. Es un trabajo en el que deben involucrarse todos sectores de la sociedad civil”, expresó el ministro Correa.

De esta manera, Colombia cuenta desde ahora con otra herramienta para contrarrestar el cambio climático.