Como ha sucedido en otros lugares del país, hoy Bogotá dio un paso en el objetivo de prohibir el uso de asbesto en el desarrollo de obras públicas, luego de que en la Comisión de Gobierno del Concejo de Bogotá, se aprobara en primer debate un proyecto de acuerdo que busca eliminar el uso de este material en este tipo de iniciativas.

Aunque aún falta camino por recorrer, pues al proyecto le resta su aprobación por parte de la plenaria del Concejo, este paso es un avance que destacaron no solo concejales de diferentes bancadas, sino también quienes han tenido que enfrentar de alguna manera los efectos generados por el mencionado mineral.

Esta es una decisión que ya han tomado varios municipios de Boyacá, así como la gobernación de dicho departamento; sin embargo, en Bogotá, las cosas no parecen ser fáciles, pues un concepto emitido por la Administración de Enrique Peñalosa, indica que  el Concejo de la ciudad no tiene las facultades para prohibir el uso de este material en las obras del Distrito, y que es la Constitución la única normativa que puede condicionar si existe algún limitante en el uso de este material.

Leatambién: Podría caerse la ley que busca prohibir el asbesto

"En ese sentido, no se considera viable el articulado propuesto, toda vez, que no existe una norma de orden nacional que sirvan de cimientos para que en la celebración de contratos de obras públicas por las Entidades del Distrito se prohíban el uso de elementos productos cuyo material de fabricación sea el asbesto o sus derivados, máximo si se tiene en cuenta el articulado citado del Proyecto de Acuerdo conlleva implícita una limitante para la contratación de la Administración Distrital, lo se supone un requisito adicional para el libre desarrollo de la actividad económica, prohibición expresamente contenida en el artículo 33 de la Constitución Política de Colombia", indica la mencionada comunicación.

El objetivo de los concejales que están a favor de la iniciativa es que en las nuevas licitaciones con las que se trabaje en la capital del país, no se aprueben aquellas que  incluyan el uso del asbesto.

Siguiendo los pasos de otros

Proyectos de acuerdo como el que trata de avanzar en el Concejo de Bogotá ya han sido aprobados en seis municipios del país, entre ellos Mesitas del Colegio, en Cundinamarca; Lorica en Córdoba y Villa de Leyva, Samacá, Chivatá y Tibasosa en Boyacá, además de la gobernación de este último departamento.

Le puede interesar: Municipios de Boyacá no quieren más asbesto

Esto sucede mientras se espera que sucede con el proyecto de Ley Ana Cecilia Niño, que surte su trámite en el Congreso y al cual le faltan dos debates en la comisión séptima y la plenaria de la Cámara de Representantes, los cuales deberían cumplirse antes del próximo 20 de junio.

De no lograrse la aprobación de esta iniciativa en esta oportunidad, sería la octava vez consecutiva que quedaría archivada. Datos manejados por la senadora, Nadia Blel Scaff, autora de la iniciativa, indican que actualmente hay al menos 256 compañías que desarrollan actividades con este material, y el 7 por ciento de los trabajadores; alrededor de 700 están expuestos a contraer enfermedades cancerígenas por causa de esta sustancia.