{code:java} {code} ;
BBC

Fue la cumbre sobre el cambio climático de las Naciones Unidas más larga de la historia. La versión 25 de la Conferencia de las Partes (COP) terminó con dos días de retraso y dejó con un sabor amargo a varias de las autoridades, científicos y organizaciones activistas que miraban de cerca esta reunión de casi 200 países realizada en Madrid.

Tras una jornada de maratónicas negociaciones -e incluso luego de la exclusión de un primer borrador calificado de "insuficiente"-, la madrugada de este domingo se llegó finalmente a un acuerdo, denominado "Chile-Madrid. Tiempo de Actuar".

En éste, se pide aumentar la "ambición climática" en 2020 y cumplir el Acuerdo de París para evitar que el aumento la temperatura supere 1,5 grados este siglo.

Le puede interesar: COP25: con más pena que gloria

Sin embargo, sus críticos aseguran que es un consenso "débil" pues, entre otras cosas, no se incluyó el apartado sobre la regulación de los mercados de carbono, debido a que los países no lograron sellar un compromiso común al respecto.