Luego de 55 encuentros entre el Gobierno, instituciones, academia, empresa privada y organizaciones sociales y comunitarias, el departamento del Meta logró concretar su primera mesa forestal, un espacio de diálogo y articulación que permitirá trabajar de manera conjunta en propuestas para contrarrestar los fenómenos que atentan contra la sostenibilidad en el segundo departamento más afectado por la deforestación a nivel nacional.

Le puede interesar: Sucumbe la Amazonia colombiana: 75.000 hectáreas deforestadas este año

Según la Fundación para la Conservación y Desarrollo Sostenible (FCDS), en los primeros seis meses de este año Meta perdió 22.869 hectáreas de bosque, cifra sólo superada por las 25.876 hectáreas arrasadas en Caquetá. En 2018, más de 44.700 hectáreas boscosas desaparecieron del departamento ubicado entre la Orinoquia y la Amazonia. 

El sur del Meta es el segundo núcleo más grande de deforestación en Colombia. La mayor víctima es el Parque Nacional Tinigua, que pasó de 3.285 hectáreas deforestadas en 2017 a más de 10.000 en 2018. Por su parte, el Parque Sierra de La Macarena perdió 3.658 hectáreas hace dos años.

El bosque nativo del departamento del Meta es convertido en extensos pastizales. Foto: Mauricio Ochoa.

María Claudia García, viceministra de políticas y normalización ambiental del Ministerio de Ambiente, informó que la mesa forestal permitirá seguir construyendo el desarrollo sostenible de los bosques de la mano con las comunidades y los actores del territorio, “lo que asegurará el cuidado y conservación de nuestro patrimonio y una mejor calidad de vida”.

Le puede interesar: Más de 70 carreteras ponen en jaque la biodiversidad de la Amazonia

La mesa forestal del Meta es liderada por el Ministerio de Ambiente, a través del programa Visión Amazonia, y Cormacarena, y contará con la participación de la Gobernación, alcaldías, organizaciones sociales, jóvenes, fuerza pública, universidades, colegios, comunidades étnicas, campesinas y jóvenes, institutos de investigación, industrias, asociaciones y delegados de empresas privadas.

En el proceso de conformación de la mesa fueron identificadas 13 iniciativas institucionales y comunitarias relacionadas con el uso del bosque, lo que según el Gobierno demuestra el interés de la comunidad por trabajar de la mano con los recursos forestales y contribuir a las soluciones que permitan brindar un equilibro entre la naturaleza y el hombre.

Incendios forestales provocados convierten los bosques del Meta en un cenicero. Foto: FCDS.

Una mesa forestal es un espacio de diálogo, coordinación y articulación entre la región y el nivel central en el que participan múltiples actores inmersos en la cadena forestal comercial, interesados en orientar el uso y desarrollo sostenible del bosque mediante la actuación articulada, gestión, planificación y ordenación forestal”, dijo José Yunis Mebarak, coordinador del programa Visión Amazonia.

Le puede interesar: “Están aprovechando la cuarentena para quemar la selva”: Corpoamazonia

Andrés Felipe García, director de Cormacarena, aseguró que el departamento del Meta cuenta con 8.550.000 hectáreas, de las cuales 40 por ciento es bioma amazónico. “Cerca de tres millones de hectáreas son bosques, ecosistemas que nos prestan servicios ecosistémicos. El ideal es garantizar la permanencia de la mesa forestal en el tiempo y que se logren los objetivos por los cuales fue creada”.

El Ministerio de Ambiente aseguró que aproximadamente 60 personas manifestaron su voluntad de hacer parte de la mesa forestal. “En las retroalimentaciones de los encuentros sostenidos se destaca la preocupación sobre las limitantes de uso del suelo y de actividades en áreas protegidas, así mismo, se evidencia el interés por detener la deforestación”.