Una bióloga investiga a los jaguares entre paramilitares y piratas en uno de los lugares más peligrosos de Latinoamérica. Una oceanógrafa escucha el océano en las zonas más remotas del mundo. Una politóloga se dedica a ayudar a las comunidades a trabajar de manera sostenible sus bosques. Una experta en delfines lucha por detener la matanza del mamífero en plena crisis social de su país. Estas son algunas de las historias que hemos publicado sobre el rol clave que que juegan estas investigadoras en la región. 

Por el Día Internacional de la Mujer, que se celebra los 8 de marzo, conoce las historias de las biólogas venezolanas Yurasi Briceño y María Fernanda Puerto, la oceanógrafa costarricense Melania Guerra y la politóloga mexicana Lucía Madrid.

Delfín costero. Yurasi Briceño es bióloga especialista en cetáceos. Foto: Yurasi Briceño.
Yurasi Briceño es bióloga especialista en cetáceos. Foto: Yurasi Briceño.

La bióloga Yurasi Briceño trabaja con poblaciones de delfines costeros en el lago de Maracaibo, Venezuela. En los últimos dos años ha observado cómo la pesca incidental y la cacería de este mamífero acuático aumenta sin control debido a la crisis económica y social en el país. Las consecuencias de la posible desaparición de la especie son imprevisibles.

“Donde más hemos tenido problemas es con las comunidades ubicadas al norte del lago (Maracaibo), allí viven grandes poblaciones de delfines y es una proteína más sencilla de capturar. Históricamente, cuando los delfines caían en las redes por accidente, los pescadores no los descartaban y había algún aprovechamiento pero, recientemente, la intencionalidad es salir y atrapar lo primero que caiga”, explica Yurasi Briceño sobre la situación actual. Lee la entrevista aquí.

Melania Guerra.

La oceanógrafa costarricense Melania Guerra ha dedicado su carrera a la investigación acústica para comprender, a partir del sonido, los fenómenos que ocurren bajo el mar. Así descubrió que las actividades petroleras en el Ártico han desviado la ruta migratoria de las ballenas de Groenlandia.

“En el año 2015 empecé a reconocer que la ciencia que yo hacía tenía un gran componente internacional de toma de decisión y de influencia. También ese año se firmó el acuerdo de París, se acordó la agenda 2030. Empecé entonces a interesarme más en la parte geopolítica y descubrí que hay todo un campo que se llama diplomacia científica, que es el espacio donde los científicos pueden guiar a los tomadores de decisiones para que se guíen por la mejor ciencia”,  destaca Melania Guerra. Lee la entrevista aquí.

a. 

Lucía Madrid-Manejo Forestal Comunitario-México
Lucía Madrid ha trabajado para impulsar el manejo integral del territorio en comunidades del municipio de Amanalco, en el Estado de México. Foto: CCMSS

Desde hace 15 años, la mexicana Lucía Madrid acompaña a comunidades en ejecución de estrategias para el manejo sustentable de sus recursos naturales. Ella señala que los bosques tienen en su ADN la regeneración y que las “reforestaciones ilógicas” no ayudan.

“El petróleo necesita millones de años para renovarse, por lo que nosotros nunca vamos a ver cómo se renueva. En cambio, un árbol lo puedes utilizar en 30 años. Esa es la raíz de por qué el manejo forestal puede ser sustentable”, resalta Lucía Madrid. Lee la entrevista aquí.

jaguares venezuela amenazas
Recorridos en bote o curiara por el bosque de pantano para la revisión de cámaras trampas. Foto: Martin Dávila.

Entre piratas, guerrilleros y paramilitares. María Fernanda Puerto investiga desde hace 12 años a los jaguares en uno los lugares más peligrosos de Venezuela: el sur del lago Maracaibo, en Zulia. Expuesta a ataques y al fuego cruzado, la científica asume los riesgos para  ayudar a conservar una población aislada y en grave riesgo del gran felino americano.

“Muchos de [los] pueblos están dominados por paramilitares y nos toca conversar con los líderes para informar que vamos a trabajar y que vamos a estar moviéndonos en la región. De cierta manera nos informan qué rutas tomar, qué rutas no tomar y qué día y en qué horarios podemos estar movilizándonos por un sector o por otro. Por ejemplo, no podemos trabajar después de las cinco de la tarde. Los viernes después de las dos de la tarde tenemos que estar más cerca de los pueblos y los fines de semana también tenemos que trabajar en sectores cercanos a los pueblos”, cuenta María Fernanda Puerto. Lee la entrevista aquí.

Este artículo fue tomado en su versión original de https://es.mongabay.com/2020/03/dia-internacional-de-la-mujer-cientificas-latinoamerica/