Júpiter sigue siendo noticia. El león que fue trasladado en las útimas horas por la Fuerza Aérea desde el zoológico Los Caimanes, en Buenavista (Córdoba), hasta el centro de recuperación al Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma) en Cali, podría llegar a padecer un cáncer terminal.  

Esta es una de las hipótesis que vienen manejando algunos expertos de esa entidad ambiental, aunque todavía faltan por realizar una serie de exámenes que corroboren ese diagnóstico. Sin embargo, para Delio Orejuela, veterinario del Dagma, todo parece indicar que este felino podría tener esa enfermedad. "El animal se encuentra muy grave y delicado ya que, ante la falla renal y hepática que presenta, no se descarta que pudiera padecer de un cáncer que estuviera en etapa terminal", aseguró.  

Le puede interesar: Júpiter el león que lucha por su vida será trasladado a Cali mañana

Eso explicaría, en cierto modo, el carente estado de salud en el que se encuentra el animal: bajo de peso, inapetente y sin fuerza. El funcionario del Dagma sostuvo, además, que de ser comprobado el cáncer es muy difícil que Júpiter responsa al tratamiento en vista de su avanzada edad (20 años) y compleja condición física, pues -según él- la sangre en su cuerpo es escasa. 

“Hemos obtenido muestras de sangre y de orina, y los resultados evidencian que el animal tiene una anemia hemolítica, prácticamente no tiene glóbulos rojos y esto es muy grave; además, tiene una infección seria, tiene compromiso renal y una falla hepática, es un paciente con una falla multisistémica por lo que su situación es muy grave”, comentó el veterinario en la F.M Radio, quien agregó que este felino requería con urgencia una transfusión de sangre.

Le suegerimos: Leones mueren de hambre en un zoológico de Sudán

En vista de ha sido difícil identificar con certeza la enfermedad que padece por cuenta de las múltiples afectaciones que resgistra, ha sido necesario consultar expertos Inglaterra y Estados Unidos. 

Por otro lado, para este viernes se tiene previsto una visita de la Fiscalía General de la Nación a Júpiter. La entidad ordenó la realización de una investigación, a través del Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma), para determinar si hubo negligencia en el caso del cuidado de Júpiter, luego de haber sido traslado a Córdoba en mayo de 2019 desde el refugio Villa Lorena, que fue creado por Ana Julia Torres en Floralia, en el nororiente de Cali. 

De este último lugar salió el león debido a que las autoridades determinaron en 2016 que ese sitio no cumplía con las condiciones adecuadas para albergarlo a éste y otros 173 animales silvestres que allí se encontraban. 

Pero fue precisamente, Ana Julia Torres quien denunció las precarias condiciones en las que se encontraba Júpiter. Las imágenes y videos publicados a través de sus redes sociales en cuestión de minutos viralizaron la información.