Desde el 18 de agosto permenece sumergida en el río Magdalena una draga cargada con ACPM, luego de hundirse cuando adelantaba trabajos de relimpia a un kilómetro del Puente Pumarejo, cerca a la bocatoma del acueducto de Barranquilla.

El incidente que causó máxima alerta, comenzó a ser solucionado de forma definitiva este lunes con la extracción de la draga.

Los expertos en rescate de máquinas que fueron contratados por la compañía Dow Agroscincese y Dragados Colombo Americano S.A., propietaria del pontón, tendrán 10 días para adelantar el procedimiento, es decir, hasta el próximo 7 de septiembre.

En la sesión extraodinaria del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres del Atlántico que se llevó a cabo el pasado sábado, se aprobó el rescate de la máquina que generó el derrame de 200 galones de combustible. 

Le sugerimos: Obras de navegabilidad del río Magdalena amenazan el futuro de los pescadores

La demora que, al parcer, se generó en el proceso de recuperación de esta draga, generó las críticas de varios sectores que exigían acciones inmediatas para reducir el impacto ambiental.

“En principio la empresa propietaria de la draga no contaba con un plan de contingencia específico para este evento y de allí que las autoridades ambientales como la Corporación Autónoma Regional (CRA) y el Consejo Distrital y Departamental del Riesgo velaran porque se cumpliera con esta importante herramienta de planificación", aseveró Edinson Palma Jiménez, coordinador del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres del Atlántico.

El Funcionario agregó que también se ha venido trabajando de manera articulada en la asesoría técnica que la Dirección General Marítima (Dimar) viene efectuando para que dicho plan cumpla con todas las especificaciones y se actúe con celeridad por si se presenta algún derrame del crudo.

Para poder efectuar este proceso, la CRA optó por levantar la medida de restricción sobre la compañía Dow Agroscincese que inicialmente le había impuesto, con el objetivo de que no tenga inconvenientes a la hora de iniciar el procedimiento.

Le recomendamos: ¡Nutrias en Cundinamarca!

“Con el acompañamiento técnico de la Armada y de expertos se está adelantando el proceso para determinar la flotación de los equipos, su recuperación y lo relacionado con la contención de cualquier derrame potencial derivado de ese proceso de remoción", indicó Alberto Escolar, director de la Corporación Autónoma Regional del Caribe, quien afirmó que la emergencia se originó debido a que la maquina tenía una fisura.

La recuperación de la draga contará con la supervisión de la Dimar y la Corporación Autónoma Regional. Adicionalmente, se establecerá un puesto de mando unificado en el que la fuerza pública y los organismos de socorro estarán atentos para brindar el apoyo necesario.

"La firma contratada por la empresa propiertaria de la draga está certificada con la licencia y los permisos en rescate y salvamento de este tipo”, puntualizó Palma.

Sobre este hecho, el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano Picón, señaló la semana anterior que los responsables de esta emergencia serán sancionados.

"Tenemos que ajustar y fortalecer las medidas para que esto no siga sucediendo y además, mirar qué pasa a lo largo del río", manifestó Lozano.