;
AFP

Este año se espera una nueva cifra récord de 1.500 vuelos durante la semana que dura el foro en los aeropuertos cercanos a Davos, según la compañía Air Charter Service (ACS).

Son 200 más que el año pasado, a pesar de que el cambio climático está considerado por los participantes del Foro, según una encuesta, como uno de los mayores riesgos para el planeta.

Le puede interesar: Amazonia colombiana, la víctima silenciosa de la política antiambiental de Bolsonaro

Una vez llegan a aeropuertos cercanos como el Zúrich, a dos horas en tren de Davos, los pasajeros de estos vuelos privados siguen su viaje en helicóptero para ganar tiempo.

El resultado es que la demanda de jets privados durante la semana en Davos supera de lejos la de otros grandes eventos como la Super Bowl en Estados Unidos o la final de la Liga de Campeones de fútbol, seún Andy Christie responsable de ACS.

"Incluso tenemos reservas de Hong Kong, India o Estados Unidos. Ningún otro evento no tiene un alcance internacional como este", indicó Christie citado en un comunicado. 

Además la tendencia es que los jets sean cada vez más grandes y más caros.

"En parte eso se explica por las largas distancias pero también porque los rivales en los negocios no quieren verse superados", añade Christie.

Le puede interesar:  Inclusión, tema clave en la cumbre del Foro Económico Mundial

Los organizadores del Foro aseguran compensar las emisiones que supone cada vuelo con iniciativas a favor del medio ambiente y este año subvencionaron a los participantes que acuden a Davos en tren.

"Alentamos a los participantes" a que tomen medidas de compensación, dijo a la AFP Dominique Waughray, responsable de Bienes Públicos Mundiales del Foro.

"La mayoría de los aviones privados son en realidad de dirigentes políticos porque es más eficaz y más seguro", asegura.

Bolsonaro se compromete a hacer compatible su estrategia económica con el cuidado del medio ambiente

Uno de los asistentes a Davos es el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. El primer mandatario quien en otras ocasiones ha manifestado su esceptisismo frente al tema del cambio climático y la conservación del medioambiente sorprendió con su delclaración. 

"El medio ambiente tiene que estar casado con el desarrollo (...) Pretendemos estar sintonizados con el mundo para disminuir el CO2 en la preservación del medio ambiente", afirmó en un breve discurso ante la élite política y económica mundial reunida en la estación de esquí suiza, donde abordó las reformas que quiere para Brasil.

Bolsonaro está en la mira de organismos internacionales por sus posiciones climatoescépticas y en particular por su gestión del Amazonas.

Lea también: Bolsonaro mantendrá "por ahora" a Brasil en el acuerdo climático de París

"Naturalmente que estamos preocupados" con la llegada de Bolsonaro al poder, "en particular en lo que afecta a los pueblos indígenas y al Amazonas", aseguró a la AFP el director general de WWF, Marco Lambertini.

"Nuestro mensaje a Bolsonaro es que no crea que el pueblo brasileño no se preocupa por el medio ambiente, por el Amazonas, por el desarrollo sostenible y que no malinterprete por qué fue elegido", añadió.