La comisión conciliadora, conformada por 10 senadores y 10 representantes a la Cámara, tiene como objetivo identificar las diferencias en los artículos de los textos del proyecto de ley que reformará el Sistema Nacional de Regalías, aprobados tanto en Senado como en Cámara de Representantes. Este lunes, se espera que la comisión analice y escoja los artículos que finalmente se acogerán para ser votados en la plenaria del Senado. 

"Esta es una ley tiene 212 artículos y de ese total se van a identificar dónde hay diferencias (...). Tanto la plenaria de la Cámara como del Senado escogerán un número igual de conciliadores, quienes se encargarán de identificar las disparidades en esos artículos y analizar si escogen el de Cámara o el de Senado; no pueden cortar y pegar, no pueden mezclar ni coger un renglón de aquí o de allá. Ese texto se someterá nuevamente a la plenaria de Cámara y Senado, y se votará sí o no a la totalidad", explicó la senadora Angélica Lozano. 

En contexto: Senado tumbó artículo que otorgaba incentivos al fracking en Ley de Regalías

Dentro de ese paquete podría volver a entrar el polémico artículo 210, que otorgaba incentivos tributarios a las empresas que realizaban extracción de hidrocarburos de yacimientos no convencionales a través de la técnica de fracking en el país. Así como seguridad jurídica a las compañías que adelantarán los proyectos pilotos de investigación, el cual fue aprobado en Cámara y eliminado en Senado.  

El representante a la Cámara, César Pachón, advirtió sobre esa posibilidad, tras señalar que la comisión conciliadora de los textos estaba integrada por 12 por congresistas profracking y ocho antifracking.


"Este artículo existe en el pliego de la Cámara y no en el del Senado, por lo tanto, no debería ir, pero sabemos que este Gobierno buscará meter sus trampas y avanzar para ponerlo nuevamente para que en la plenaria del Senado lo votemos, pero eso sería ilegal porque en una de las células legislativas ya fue eliminado, entonces no tenemos nada con qué contrastarlo", sostuvo.  

Le puede interesar: ¿Qué trae de bueno para el medioambiente la nueva ley de regalías?

Sin embargo, afirmó que podría llegarse a plantear que se acoja, en ese aspecto, el texto que había sido aprobado por la Cámara. "Ellos van a mirar cuál les conviene (...). No tenemos la certeza de qué va a pasar, pero nosotros vamos a ir con nuestros argumentos jurídicos y técnicos. Vamos a dar el debate con toda la contundencia y la berraquera que nos caracteriza, con información; no nos vamos a dejar amilanar por nada ni nadie", expresó. 

El representante señaló que estaban intentando que la conciliación fuera transmitida por los canales de comunicación del Congreso para que fuera un proceso transparente, que pudiera contar con la veeduría de la ciudadanía. "Si no lo logramos, varios congresistas los transmitiremos por nuestras rede sociales", dijo.  

Le sugerimos: Consejo de Estado niega suspensión de pilotos de fracking en el país

Pachón hizo un llamado a la gente a continuar presionando de manera respetuosa por redes sociales a los congresistas que hacen parte de la comisión de conciliación para que, en caso tal, voten en contra del fracking, tal y como sucedió este fin de semana con la realización del #FrackingChallenge, reto al que se unieron, además de políticos, varios actores, presentadoras, influenciadores y líderes de opinión. 

Consistía en desafiar a los congresistas a tomar un vaso de agua pura o uno contaminado, según la posición que tuvieran frente a esta técnica de extracción de hidrocarburos en yacimientos no convencionales. Muchos calificaron la iniciativa como ridícula, pero lo cierto es que fue tendencia nacional en Twitter. 

Estas fueron algunas de las reacciones: