Hace 15 años, un grupo de consultores internacionales identificó que la energía, turismo, salud, construcción, negocios digitales y moda eran los sectores más competitivos y con mayor oportunidad para generar empleo e ingreso per cápita en Medellín.

Ante esto, la capital de Antioquia decidió convertirse en una Ciudad Clúster, figura que consiste en una estrategia que integra a empresarios, sector público y academia para que trabajen en propuestas y proyectos que le permitan a las industrias responder a los retos de la globalización y fomentar el desarrollo del territorio.

Los seis escenarios con mayor potencial de negocios en Medellín agrupan 40 por ciento de las nuevas sociedades que se constituyen en la ciudad, concentran 65 por ciento de la inversión extranjera y representan 45 por ciento de los nuevos empleos.

El sector que lidera el desarrollo económico en la ciudad de la Eterna Primavera es la industria eléctrica, con más de 900 empresas en la cadena de valor, y la cual está agrupada principalmente en el Clúster de Energía Sostenible. 

La movilidad eléctrica es otra de las grandes apuestas que ya está andando en la capital del Antioquia.

Según Jaime Arenas, director de este clúster, la agenda de la industria eléctrica en Medellín se ha ido adaptando a las principales necesidades de la ciudad, por lo cual evolucionó hacia los temas de energías renovables no convencionales, con énfasis en energía solar, movilidad eléctrica y eficiencia energética.

“En este momento, para cualquier industria o comercio que cuente con la infraestructura adecuada, es rentable implementar un proyecto de energía solar. Aunque los primeras iniciativas de este tipo debían esperar casi diez años para ver el retorno de su inversión, ahora este es posible en un plazo de cinco años”, dijo el experto. 

Le puede interesar: Mala calidad del aire y del agua mata más 17.000 personas al año en Colombia

Al aprovechar las posibilidades que ofrece la generación de energía a partir de fuentes solares, hoy los consumidores paisas también pueden producirla a través de paneles solares instalados en empresas y hogares. “En esto consiste el nuevo concepto de prosumidores, un escenario en el que los clientes toman decisiones con respecto a la generación, el consumo y la eficiencia de la energía”, complementó Arenas.

Otra de las novedades de la industria eléctrica en Medellín es la venta de excedentes de energía a los operadores, que según el director del Clúster de Energía Sostenible es posible gracias a los sistemas de medición inteligente. 

“Cuando un usuario genera más energía de la que consume, puede vender ese excedente al operador. Actualmente, 90 proyectos empresariales en Medellín le entregan energía a Empresas Públicas de Medellín (EPM) a través de esta modalidad de negocio. Las condiciones de compra también cuentan con su propia regulación, y las tarifas son definidas según el precio de la energía en la bolsa”.

A mitigar la polución

La ubicación geográfica de Medellín, entre otros factores, hace que la ciudad enfrente constantemente las consecuencias de los altos niveles de contaminación del aire. Ante esto empresarios, académicos y autoridades están cada vez más interesados en el desarrollo de la movilidad eléctrica, tanto para el transporte masivo como individual.

Le puede interesar: Muertes por contaminación del aire le costaron a Medellín $5 billones en solo un año

“El precio de los vehículos eléctricos viene bajando mucho en los últimos años, y siempre se recupera la inversión porque son carros con ciclos de operación y mantenimiento mucho más económicos que los tradicionales”, explicó Arenas. 

La capital de Antioquia es una de las más críticas por contaminación atmosférica. Foto: Pablo Andrés Monsalve.

Medellín ya cuenta con buses eléctricos en su sistema de transporte masivo y cada día más personas están interesadas en adquirir un carro de este tipo para su movilización diaria. La meta de la ciudad es que 2.000 nuevos vehículos eléctricos presten sus servicios para transporte público y de carga en un plazo de dos años.

Una de las principales novedades en la Feria Internacional de la Industria Eléctrica (FISE) 2019, escenario donde serán presentados estos avances tecnológicos y medioambientales, será el modelo de negocio de renta, que hace de los vehículos eléctricos una propuesta asequible para los ciudadanos. 

Le puede interesar: Medellín y Bucaramanga en alerta por contaminación

“Actualmente, es posible comprar carros eléctricos desde 40 o 45 millones de pesos. El alquiler mensual de uno de estos vehículos cuesta alrededor de 700.000 pesos y una de las ventajas es que los contratos para arrendarlos no tienen cláusula de permanencia y son flexibles para que el cliente pueda terminarlos cuando quiera o cambiar de carro cuando encuentre un modelo nuevo”, apuntó Arenas.

La Feria Internacional de la Industria Eléctrica (FISE) presentará los principales avances tecnológicos y medioambientales en Medellín.

Desarrollo con diálogo

Los avances de la industria eléctrica en Medellín que conocerán los asistentes a FISE hasta el 6 de diciembre son el resultado del trabajo conjunto entre el sector privado y público y la academia, donde el Clúster de Energía Sostenible trabaja como un articulador. 

“El éxito se lo debemos a que conversamos entre la alcaldía, los privados y las universidades. Aquí promovemos una sana competencia en beneficio de la ciudad”, puntualizó Arenas.