Los voraces incendios que se resgitran en Grecia y que dejan hasta el momento cerca de 60 muertos, 172 personas heridas y casi 2.000 hogares destruidos, son el coletazo de la fuerte ola de calor que viene azotando a varios países europeos, en especial los que se ubican al norte de ese continente.

Claire Nullis, vocera de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), afirmó que los países escandinavos están alcanzando temperaturas hasta 10 grados por encima de las habituales para esta época del año.

"Incluso en latitudes cercanas al círculo polar ártico las temperaturas superaron los 30 grados en los últimos días, algo que es bastante extraordinario", comentó Nullis en rueda de prensa.

Según Nullis en la región de Laponia (Finlandia) se alcanzaron hasta los 33 grados centígrados, algo extraordinario teniendo en cuenta que esa zona se caracteriza por la nieve y el frío.

De igual manera destacó el hecho de que en Noruega la temperatura también había superado los 30 grados.

Puede leer: Pronto será imposible vivir en Japón por culpa del calor

"Las temperaturas extremas alargarán la sequía que estos países vienen sufriendo desde el pasado mes de mayo, lo que puede tener un gran impacto en la agricultura y en el riesgo de incendios", comentó la portavoz.

Incendio Un bombero intenta extinguir las llamas en medio de un incendio que se desató en el área de Rafina, al nororiente de Atenas en Grecia. Foto: Ayhan Mehmet -Agencia Anadolu

Sin embargo, Suecia es, por ahora, el país más afectado por los incendios forestales, pues registra 27 conflagraciones activas, número que ha descendido frente a los 70 reportados a finales de la semana pasada. Así lo dieron a conocer los Servicios de Protección Civil de esa nación, donde en verano la temperatura promedio es de 23 grados centígrados y actualmente alcanza hasta los 35°C.

Entre tanto, el Servicio Meteorológico Nacional del Reino Unido (MetOffice) lanzó una alerta preventiva instando a la gente a no exponerse al sol hasta el próximo viernes 27 de julio, debido a las temperaturas que superaran los 35 grados centígrados.

Le recomendamos: Bogotá y Medellín tienen el aire más contaminado del país

Por otro lado, el Centro Hidrometeorológico de Rusia advirtió que una de las situaciones más extremas se ha presentado en el norte de Siberia, región en donde el pasado mes de junio fue el más cálido en más de un siglo, ya que hubo temperaturas ocho grados más altas de lo habitual.

Este fenómeno climático ocurre como consecuencia del calentamiento global, según varios expertos, aunque consideran que hacen falta más estudios para vincular directamente un episodio en concreto al cambio climático.

El meteorólogo estadounidense Nicholas Humphrey considera que la ola de calor ocurrida en Siberia está directamente relacionada con el cambio climático. Así lo publicó en su blog. 

Le sugerimos: La lucha por salvar al pez loro, el guardián de los arrecifes coralinos de Colombia

“Ningún evento en sí es provocado por el cambio climático, pero la acumulación de episodios meteorológicos extremos más frecuentes y de mayor magnitud es una señal de ello. Esta ola encaja en el escenario causado por el brusco calentamiento del Ártico desde los años ochenta”, apuntó Humphrey, quien destacó que los principales efectos en esa región rusa fueron el derretimiento del hielo marino en el mar Laptev y de las capas submarinas permanentemente congeladas de la superficie terrestre.

“En el mundo científico está consensuado que el cambio climático, es decir, el calentamiento de la tierra, lleva asociado entre otras cosas que los episodios extremos van a ser más frecuentes”, manifestó Delia Gutiérrez, de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Para los expertos las señales del calentamiento global son cada vez más evidentes.