No es diciembre y al presidente Iván Duque le siguen lloviendo cartas con múltiples peticiones. A la misiva enviada hace un par de días por expertos y organizaciones de la sociedad civil en la que solicitaban la modificación de la meta de deforestación del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 y la presentada por exnegociadores de paz, exministros, congresistas, víctimas y académicos, en la que advierten sobre las implicaciones que tendrían las objeciones a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) frente al acuerdo de paz firmado con las Farc, se suma ahora una nueva correspondencia. 

Esta vez los autores son 27 congresistas, pertenecientes a diferentes partidos, quienes a través de un escrito le solicitan al Jefe de Estado abstenerse de permitir la suscripción de contratos para la exploración y explotación de yacimientos no convencionales e impedir la implementación de esta práctica en el país. 

Le puede interesar: Fracking, el debate está más vivo que nunca

Según los senadores y representantes a la Cámara, Colombia no está preparada para desarrollar esta técnica de extracción de hidrocarburos."Hoy, más que nunca, los colombianos tenemos claro que la técnica experimental del fracking conlleva altos riesgos ambientales, de salud pública y, especialmente, perjuicios para las comunidades que habitan las zonas donde se desarrollarían los proyectos", señala la carta. 

El documento hace énfasis en que el país carece de estudios a profundidad que permitan tener conocimientos biológicos, geológicos, hidrológicos, ecosistémicos, cartográficos e hidrogeológicos del territorio, lo que -según los congresistas- potencia los riesgos que la implementación de esta actividad pueda tener y limita la capacidad de prevenir y mitigar sus impactos. 

"Es claro que el país no cuenta con una institucionalidad ambiental que permita tener la capacidad, conocimiento, independencia, idoneidad y la voluntad política necesaria para garantizar la gestión y mitigación de los riesgos, como ha quedado comprobado con los desastres de Hidroituango, La Lizama y otros casos similares", indica la misiva. 

Le sugerimos: Recomendaciones de la Comisión de Expertos sobre Fracking generan controversia

Para los congresistas no basta con que exista una regulación interna fuerte y altos estándares internacionales, para ellos es necesario que el Estado tenga la capacidad institucional para hacer cumplir la normatividad.  

Los parlamentarios le exigen a Duque que cumpla con una de sus promesas hechas en campaña, en la que afirmó que no implementaría el fracking en el país. "En diferentes espacios académicos, comunitarios y medios de comunicación aseguró que los riesgos de desarrollar estas actividades eran muy altos en lo social, lo geológico y lo ambiental", dice la correspondencia.  

También cuestionan las contradicciones existentes en el Plan Nacional de Desarrollo al indicar que el gobierno, por un lado, insiste en el extractivismo y la dependencia hacia los combustibles fósiles y, por el otro, avanza hacia una transición de energías renovables, mucho más limpias con el ambiente. 

Puede leer: Fracking: Duque dijo no, pero su Ministra de Minas dice que sí

Los legisladores le piden a Duque que haciendo uso legítimo de los principios de prevención y de precaución, consagrados constitucionalmente e invocados en por el Consejo de Estado, haga honor a su palabra y no permita la implementación de esta técnica. 

"Prohibir el fracking es una decisión responsable. Por eso más de 30 congresistas, de nueve partidos, presentamos en agosto pasado un proyecto de ley en este sentido, el cual está pendiente de debate en la Comisión Quinta del Senado y que busca garantizar los derechos al ambiente sano, la soberanía alimentaria y el bienestar de millones de colombianos y de las futuras generaciones. El balón está de su lado señor Presidente", concluye. 

La carta fue firmada, entre otros congresistas, por Victoria Sandino, Aida Avella, Fabián Diaz Plata, César Pachón, Alexander López y Angélica Lozano.