Con 44 votos a favor y 39 en contra la plenaria del Senado hundió el controvertido artículo 210 del proyecto de ley que regulará la reforma al Sistema Nacional de Regalías y que otorgaba incentivos tributarios para las empresas que realizaran extracción de hidrocarburos de yacimientos no convencionales a través de la técnica de fracking en el país. 

De esta manera, los senadores lograron tumbar el "oragután", como lo había calificado el congresista Jorge Enrique Robledo a este artículo, tras denuniciar su existencia a mediados de agosto, el cual -según el Gobierno- solo buscaba dar seguridad jurídica a los cuatro contratistas que realizarían las pruebas piloto de fracking. 

En contexto: A punto de aprobarse en Congreso polémico artículo que viabilizaría el fracking

"Este no es un proyecto de ley para determinar las condiciones de la producción de hidrocarburos, ni de nada, ni para determinar cuántas son las regalías; este es un proyecto de ley para distribuir regalías, nada más y este artículo no trata de eso, sino de condiciones para los que extraigan hidrocarburos no convencionales, es decir, fracking", manifestó Robledo en su momento. 

Sobre el particular el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, había señalado que ese artículo no permitía el fracking en el Colombia. “Aquí no se está autorizando ningún tipo de actividad, ni prohibiéndola. Lo único que hacía el artículo era dar claridad y corregir ese descuento que se otorgó en la ley 1530 del 40 por ciento a la explotación de yacimientos no convencionales y se dice que a futuro se va a pagar una regalía plena”, sostuvo el funcionario.

Opinión que compartía el representante a la Cámara, César Lorduy, para quien la lectura que se le estaba haciendo a ese artículo era equivocada "de buena o mala fe". "En Colombia se aprobaron unos pilotos, por orden, entre otras cosas, del Consejo de Estado. La Ley 1530 de 2012, dice, por otro lado, que mientras sean pilotos las empresas que firmaron contratos para hacerlos pagarán el 60 por ciento de las regalías. No se habla de extracciones comerciales ni en etapas de producción luego de haberse determinado su viabilidad, en cuyo caso se les debe aplicar el régimen común, es decir, el ciento por ciento del pago de las regalías", expresó. 

A su turno, la senadora Angélica Lozano señaló que haber eliminado dicho articulo del proyecto de ley era decirle "chao gabelas, incentivos económicos y tributarios para la exploración y explotación de los yacimientos no convecioanles. El fracking mata y es un mensaje contundnete el que le está dando la ciudadanía, a través del Senado al país", manifestó. 

¿Qué sigue? 

Ahora se deberá adelantar la conciliación de los dos textos aprobados por el Senado y la Cámara de Representantes en la que se espera que reviva la discusión por este polémico artículo. 

La senadora Lozano indicó que ahora el país debe estar muy pendiente del proceso que continúa y recordó dos antecedentes muy graves en 2006 y 2010, cuando se incluyeron artículos nocivos en último momento.

Le sugerimos: ¿Qué trae de bueno para el medioambiente la nueva ley de regalías?

"Esta es una ley de 212 artículos y de ese total se van a identifcar dónde hay artículos diferentes (...). Tanto la plenaria de la Cámara como del Senado escogerán un número igual de conciliadores, máximo cinco personas, quienes se encargarán de identificar las diferencias en esos artículos y analizar si escogen el de Cámara o el de Senado, no pueden cortar y pegar, no pueden mezclar ni coger un renglón de aqui o de allá. Ese texto se someterá nuevamente a la plenaria de Cámara y Senado y se votará sí o no a la totalidad", explicó. 

Agregó que confia en la conciliadora Maritza Martínez. "Así como ha sido una ponente garante, va a acuidar ahora este artículo y no va a permitir ninguna jugadita que reviva el fracking", afirmó Lozano. 

Sobre la decisión del Senado frente a la eliminación de este artículo, estas fueron algunas de las reacciones: 

Puntos a favor del medioambiente

El proyecto de ley de reforma Sistema Nacional de Regalías trae algunos aspectos positivos para el sector ambiental. Por ejemplo, del total de las regalías, alrededor de un 5 por ciento, más el 20 por ciento del porcentaje de mayor recaudo, deben invertirse en temas ambientales. 

De ese 5 por ciento, dos puntos porcentuales corresponden a asignaciones para inversión local y regional en ambiente y desarrollo sostenible; un 1 por ciento se destina a la conservación de las áreas ambientales estratégicas y lucha contra la deforestación; y dos puntos porcentuales se toman de la asignación para la inversión en ciencia, tecnología e innovación en materia ambiental. 

La inversión de tales recursos estará orientada a financiar proyectos relacionados con la conservación de las áreas ambientales estratégicas y de lucha contra la deforestación, y a proyectos de ciencia, tecnología e innovación en asuntos ambientales, de desarrollo sostenible, energías renovables no convencionales orientados a la transición energética y la reducción de emisiones de carbono”, explicó José Caicedo, representante a la Cámara. 


Recursos para combatir la deforestación y conservar áreas estratégicas contempla este proyecto de ley. Foto: archivo/Semana. 

De igual manera, las Corporaciones Autónomas Regionales podrían participar en la inversión de estos recursos, formulando y presentando proyectos. “Para la definición de los proyectos de inversión de los recursos provenientes de la asignación para la inversión local en ambiente y desarrollo sostenible, el Ministerio de Ambiente, con el apoyo del DNP, expedirá una Estrategia Nacional de Protección de Áreas Ambientales Estratégicas”, sostuvo. 

La posible ley también definirá que dentro de las convocatorias que se hagan para la asignación y ejecución de estos recursos, se prioricen las áreas de especial importancia ecológica de escala nacional y regional, tales como áreas protegidas, reservas forestales, zonas de bosque protector o áreas forestales protectoras.

César Lorduy, representante a la Cámara, considera que el nuevo sistema general de regalías no solamente coloca al ambiente como un pilar fundamental en toda la estrategia de desarrollo, sino, además, y lo más importante, es que le asigna recursos para su protección. 

Puede leer: La deforestación amenaza a los últimos indígenas aislados de Colombia

"La característica general es que todo el mundo habla de ambiente como una poesía y un anhelo, pero no hay plata. Desde ese punto de vista creo que el ambiente y el desarrollo sostenible, las áreas protegidas y las estrategias de lucha en contra de la deforestación, aquí encontrarán recursos", manifestó 

Destacó el criterio transversal que tiene el tema del cuidado del medioambiente frente a las inversiones del nuevo sistema. "Si vas a a invertir en ciencia y tecnología, debes destinar unos rubros en iniciativas ambientales o de desarrollo sostenible. Si vas a invertir en desarrollo regional, se debe tener en cuenta el ambiente y si las comunidades negras, raizales y palanqueras van a invertir, también deberán destinar recursos para proyectos medioambientales", manifestó. 

Sostuvo que, por lo menos, 11 artículos del proyecto tienen que ver directamente con inversión en temas de medioambiente y desarrollo sostenible. Resaltó que casi 18 billones de pesos (1 por ciento) de las regalías puedan ser destinados a estos temas.  

"Otro aspecto importante es que del 15 por ciento que le corresponderán a los municipios más pobres del país, dos puntos se deberán invertir en proyectos con incidencia sobre el ambiente y el desarrollo sostenible, mientras que del 10 por ciento de inversión en ciencia y tecnología, mínimo dos puntos deberán estar dedicados a iniciativas que tengan que con el ambiente", manifestó.