Visiblemente afectada una habitante de la Isla Boquerón, en Sucre, grabó un video en el que muestra a varios de estos reptiles muertos en ese lugar.

Entre lágrimas la mujer indicó: "De nuevo, por favor esta es la Isla de Boquerón, en las Islas de San Bernardo, que alguien venga urgente y haga algo. No hay derecho".



La filmación, que ya cuenta con más de 31 mil reproducciones en Facebook, fue enviada a la Fundación Tortugas del Mar, organización que a través de esta red social dio a conocer el hecho, adjuntando además un texto en el que se señalaba que en Colombia, matar y comercializar tortugas marinas y/o sus partes es un ilícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables, lo cual está consagrado y penalizado en el artículo 328 del Código Penal (Ley 599 de 2000) y puede conllevar a la cárcel.

Puede leer: La tortuga carranchina se enfrenta al riesgo de la extinción

Adicionalmente en la publicación se denuncia que la carne de las tortugas se está comercializando en el corregimiento de Berrugas, municipio de San Onofre, así como en las zonas aledañas al Golfo de Morrosquillo.

"Si conocen quién las está vendiendo, comercializando y cazando, las autoridades están atentas a recibir las denuncias", resalta el mensaje, que también insta a los turistas y residentes de la isla a adelantar las respectivas denuncias. 

Le recomendamos: Talleres para cuidar tortugas

"Reiteramos a los ciudadanos que es un compromiso realizar las respectivas y oportunas denuncias para acabar con estas prácticas que tienen a estas especies al borde de la extinción", recalcó la Fundación.

Hasta el momento ninguna autoridad se ha pronunciado sobre el particular.